La autoridad francesa de la competencia le impuso una millonaria multa a Google por considerar que tiene posición dominante en su plataforma de publicidad REUTERS/Arnd Wiegmann/File Photo
La autoridad francesa de la competencia le impuso una millonaria multa a Google por considerar que tiene posición dominante en su plataforma de publicidad REUTERS/Arnd Wiegmann/File Photo

La autoridad francesa de la competencia anunció este viernes una multa de 150 millones de euros a Google por abuso de posición dominante en el mercado de la publicidad en internet, a través de su plataforma Google Ads. La empresa ya anunció que apelará esta decisión.

El organismo francés, que hasta ahora nunca había sancionado al gigante estadounidense, pidió además a la compañía que “clarifique las reglas de funcionamiento de su plataforma Google Ads y los procesos de suspensión de cuentas” de algunos anunciantes.

Isabelle De Silva, la presidenta de la autoridad, indicó en un rueda de prensa que se trata de la tercera sanción más importante por abuso de posición dominante."Cuando tienes grandes poderes, tienes grandes responsabilidades", afirmó.

“Es perfectamente legítimo que un operador como Google tenga reglas” de acceso a su servicio de publicidad relacionado con las búsqueda en internet, dijo. “Pero estas normas deben ser claras, y no depender de cada cliente” o aplicarse “de manera errática”, añadió la directiva.

Según De Silva, “la posición dominante de Google es extraordinaria” en el mercado de la publicidad relacionada con los motores de búsqueda, con una cuota de mercado que es de entre el 90% y 100%.

La falta de claridad sobre las normas que aplica Google a los anunciantes ha podido frenar el desarrollo de nuevas webs innovadoras, destaca la autoridad de la competencia en su comunicado. “Google deberá presentar en un plazo de dos meses un informe en el que detalle las medidas y procedimientos que piensa aplicar para cumplir los requerimentos”, añadió el organismo.

"Gibmedia - la empresa en cuestión que activó esta multa a Google- estuvo publicando anuncios de sitios web que engañaban a las personas para que pagaran por determinados servicios aplicando términos de facturación poco claros para los usuarios", explicaron dessde la compañía. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

La decisión de la autoridad francesa se produjo a raíz de la denuncia planteada por Gibmedia, una empresa editora de páginas web con información sobre el clima. Como la cuenta en Google Ads fue suspendida por el gigante informático, desde Gibmedia interpusieron una demanda. La autoridad francesa desestimó la solicitud de Gibmedia de imponer sanciones al buscador por este incidente pero decidió continuar investigando el caso.

Por su parte, desde Google explicaron que tomaron la decisión de suspender la cuenta de Ads de Gibmedia porque esa empresa estaba publicando anuncios engañosos. Así lo explicaron en el siguiente comunicado difundido por la empresa:

Las personas esperan que se los proteja de aquellos anuncios que son engañosos y abusivos, y por eso existen las políticas publicitarias de Google. Gibmedia - la empresa en cuestión que activó esta multa a Google- estuvo publicando anuncios de sitios web que engañaban a las personas para que pagaran por determinados servicios aplicando términos de facturación poco claros para los usuarios. En Google no queremos este tipo de anuncios en nuestras plataformas y por eso no solo hemos suspendido a Gibmedia sino que también renunciamos a los ingresos por publicidad que se generaron a partir de este proceso con el fin de proteger a los consumidores de cualquier daño. Apelaremos esta decisión".

La multa se produce en un momento en que Francia y otros países europeos tienen bajo la lupa a las principales empresas tecnológicas de Estados Unidos (Google, Facebook, Apple y Amazon), a menudo criticadas por pagar impuestos relativamente bajos fuera de su país. En septiembre, Google aceptó pagar cerca de 1.000 millones de euros a las autoridades francesas para resolver una investigación de fraude fiscal que comenzó hace cuatro años.

(Con información de Reuters y AP)