Manifestantes devuelven granadas de gas lacrimógeno lanzadas por la policía durante un enfrentamiento en el distrito de Yuen Long, Hong Kong (AP Foto/Bobby Yip)
Manifestantes devuelven granadas de gas lacrimógeno lanzadas por la policía durante un enfrentamiento en el distrito de Yuen Long, Hong Kong (AP Foto/Bobby Yip)

Google informó que deshabilitó 210 canales de YouTube involucrados en "operaciones de influencia coordinada" en torno a las protestas de Hong Kong.

La compañía informó esto en su blog oficial, aunque no especificó cuáles fueron los canales suspendidos. Según se menciona en el texto, se identificó que esos canales se comportaban de manera coordinara a la hora de subir videos relacionados con las protestas en Hong Kong.

Tanto Facebook como Twitter recientemente suspendieron cuentas que, según las redes sociales, eran operadas por el gobierno chino y estaban diseñadas para sembrar dudas y socavar las protestas que se están llevando a cabo en Hong Kong.

Twitter suspendió casi 1.000 cuentas vinculadas a China y Facebook eliminó varias páginas, grupos y cuentas que habrían sido creadas con el propósito de difundir desinformación para deslegitimar o afectar las protestas.

"Este descubrimiento fue consistente con las recientes observaciones y acciones relacionadas con China anunciadas por Facebook y Twitter", se remarca en el comunicado. Y se añade: "encontramos el uso de VPN y otros métodos para disfrazar el origen de estas cuentas y otras actividades comúnmente asociadas con operaciones de influencia coordinadas".

Las redes sociales mencionadas anteriormente dijeron a principios de esta semana que habían eliminado cientos de cuentas vinculadas al gobierno chino que enviaban mensajes destinados a socavar la legitimidad de las protestas en Hong Kong.

Twitter también bloqueó la publicidad de los medios controlados por el estado. Facebook y Google no han hecho movimientos similares en cuanto a publicidad. YouTube, al igual que la búsqueda de Google y otros servicios de redes sociales, no operan en China.

"Cada mes, nuestro Grupo de Análisis de Amenazas envía más de 4.000 advertencias a nuestros usuarios sobre los intentos de los atacantes respaldados por el gobierno u otros actores ilícitos para infiltrarse en sus cuentas", se concluye en el texto.

En el comunicado, Google recordó que había tomado medidas para cuidar la privacidad de los usuarios en Kazajstán luego de haber recibido informes que decían que los ciudadnos estaban obligados a descargar e instalar un certificado emitido por el gobierno en todos los dispositivos y navegadores. Ese certificado le habría permitido al gobierno descifrar y leer cualquier texto que el usuario escriba o publique desde sus equipos así como interceptar información y contraseñas de sus cuentas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: