Hay más de 1.000 millones de personas conectadas en internet en todo el mundo
Hay más de 1.000 millones de personas conectadas en internet en todo el mundo

El Parlamento Europeo votó a favor de multar a empresas como Google, Facebook y Twitter hasta el 4 por ciento de su facturación en caso de que no eliminen de sus plataformas contenido extremista dentro de una hora después de que las autoridades se lo hayan pedido.

Las medidas para evitar la difusión de este tipo de contenido se agudizaron luego de la transmisión en vivo que hizo el australiano Brenton Tarrant de la masacre que llevó adelante en dos mezquitas de Nueva Zelanda en marzo y que resultó en la muerte de 50 personas.

El parlamento votó 308 a 204 (y 70 abstenciones) para respaldar la propuesta de abordar el uso indebido de los servicios de alojamiento de internet con "fines terroristas".

"Las empresas que sistemáticamente y persistentemente no cumplen con la ley pueden ser sancionadas con hasta el 4 por ciento de su facturación global", se detalla en la propuesta que votó el Parlamento.

Del 23 al 26 de mayo se conformará un nuevo Parlamento Europeo, que finalizará el texto de la ley en las negociaciones con la Comisión Europea y los representantes de los gobiernos de la UE, un proceso que probablemente lleve varios meses.

"Claramente hay un problema con el material terrorista que circula sin control en internet durante demasiado tiempo", dijo Daniel Dalton, que es integrante del Parlamento, haciendo alusión a la iniciativa presentada.

Brenton Tarrant se filmó perpetrando la masacre en dos mezquitas de Nueva Zelanda el 15 de marzo de 2019. La transmisión en vivo se vio por Facebook y también se viralizó por otras plataformas.
Brenton Tarrant se filmó perpetrando la masacre en dos mezquitas de Nueva Zelanda el 15 de marzo de 2019. La transmisión en vivo se vio por Facebook y también se viralizó por otras plataformas.

Y añadió: "Esta propaganda puede vincularse con incidentes terroristas reales y las autoridades nacionales deben poder actuar con decisión. Cualquier nueva legislación debe ser práctica y proporcionada para salvaguardar la libertad de expresión".

Los funcionarios de la UE optaron por regular porque creen que las empresas de internet no están haciendo lo suficiente para evitar la difusión de contenido terrorista. Se destaca que es importante frenar la difusión durante la primera hora de una publicación, ya que es el momento más importante para contener la propagación viral del contenido.

En el seno del Parlamento, algunos integrantes expresaron preocupación porque las nuevas normativas podrían ser mal utilizadas, si los lineamientos no quedan claros.

Las empresas confían en una combinación de herramientas automatizadas y moderadores humanos para detectar y eliminar contenido extremista. Sin embargo, cuando el contenido ilegal se retira de una plataforma, a menudo surge en otra, lo cual dificulta la capacidad de las autoridades para vigilar la web.

En respuesta a las preocupaciones de la industria de que las plataformas más pequeñas no tienen los mismos recursos para cumplir tan rápidamente con las normas más estrictas de la UE, los legisladores dijeron que las autoridades deberían tener en cuenta el tamaño y los ingresos de las empresas afectadas.

Los proyectos piden a los gobiernos nacionales que implementen las herramientas para identificar contenido extremista, así como un procedimiento de apelación. La regla de una hora se aplicaría a partir de la notificación de las autoridades nacionales.

Bruselas se ha caracterizado por impulsar reglamentaciones que tienen como objetivo que las empresas de tecnología asuman mayores responsabilidades por el contenido que circula en sus plataformas.

(Con información de Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: