Brendan Iribe, cofundador de Oculus, renunció a Facebook: otro caso de desarrollador cuya empresa compra Mark Zuckerberg que al poco tiempo deja su creación.
Brendan Iribe, cofundador de Oculus, renunció a Facebook: otro caso de desarrollador cuya empresa compra Mark Zuckerberg que al poco tiempo deja su creación.

Brendan Iribe, el cofundador de Oculus, hace dos años dejó de ser CEO de la empresa que Facebook compró en 2014 para convertirse en titular de la división de realidad virtual para computadoras. Ahora se sumó a la lista de desarrolladores de productos como WhatsApp e Instagram que, tras vender sus creaciones a la compañía de Mark Zuckerberg, renuncian.

"Cuánto ha pasado desde el día en que fundamos Oculus, en julio de 2012", escribió en su cuenta de la red social. "Nunca imaginé cuánto íbamos a lograr y hasta dónde íbamos a llegar. Y ahora, luego de seis años increíbles, paso a otra cosa". ¿A qué? No se sabe. Se conoce, según TechCrunch, el por qué: "Iribe y el equipo ejecutivo de Facebook tenían 'perspectivas fundamentalmente distintas del futuro de Oculus, que se alejaron más con el tiempo'", citó el medio a una fuente anónima.

Mark Zuckerberg compró Oculos en 2014, por USD 2.000 millones. (AFP)
Mark Zuckerberg compró Oculos en 2014, por USD 2.000 millones. (AFP)

"E Iribe no estaba interesado en 'una carrera hacia el abismo' en cuanto al desempeño", agregó. Ya el otro cofundador, Palmer Luckey, se había ido en 2017. Al pensar en su salida, Luckey dijo a Wired que su paso por la firma de Zuckerberg, que pagó USD 2.000 millones por Oculus en 2014, le había dejado una lección: "Ten cuidado con la gente en la que confías. Ten cuidado con quienes tienen el control".

TechCrunch reseñó: "Iribe dejó Facebook luego de algunos sacudones internos en el brazo de realidad virtual de la compañía la semana pasada". Como consecuencia de esa reorganización se canceló el desarrollo de la nueva generación de los cascos de realidad virtual Rift 2, que estaba bajo la dirección del ex cofundador de Oculus.

Palmer Luckey, otro cofundador de Oculus, dejó Facebook en 2017, luego de desencuentros.
Palmer Luckey, otro cofundador de Oculus, dejó Facebook en 2017, luego de desencuentros.

Su caso agranda la listas de renuncias de alto perfil. Primero fue el caso de WhatsApp, que Jan Koum y Brian Acton vendieron a Facebook por USD 19.000 millones. Primero Acton y luego Koum renunciaron a la empresa de Menlo Park. Molesto con Zuckerberg, cuando fue el escándalo de Cambridge Analytica Acton tuiteó: "Llegó la hora. #deletefacebook".

Luego los cofundadores de Instagram, Kevin Systrom y Mike Krieger, renunciaron, juntos, al gigante tecnológico al que se habían incorporado en 2012 tras vender la app en USD 1.000 millones. Systrom estaba tan fastidiado que su carta de despedida no tuvo el tradicional agradecimiento a Zuckerberg. Algo que, al menos, Iribe sí incluyó en su publicación.

Los cofundadores de Instagram, Mike Krieger y Kevin Systrom, dejaron Facebook meses atrás.
Los cofundadores de Instagram, Mike Krieger y Kevin Systrom, dejaron Facebook meses atrás.

También dijo que su salida constituye su primer descanso en 20 años y que la realidad virtual en manos de Oculus comenzó "una revolución que va a cambiar el mundo de maneras que todavía no podemos imaginar".

Mientras que Iribe trabajaba en un producto que se conecta a una computadora, la dirección de Facebook ha centrado su interés en "un casco todo-en-uno, que no requiera conexión externa a una computadora o un teléfono", reseñó TechCrunch. "En mayo, Oculus había lanzado el headset Oculus Go, de USD 199, y planeaba lanzar en unos seis meses el Oculus Quest de USD 399″. Un vocero de Facebook dijo al medio que la investigación de Iribe se apreciará en los productos futuros de Oculus.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: