Una encuesta elaborada por la consultora en tecnología norteamericana Common Sense Media reveló que más de dos tercios de los adolescentes de los EEUU prefieren comunicarse con sus amigos online que en persona.

El estudio llevado adelante sobre más de mil jóvenes de entre 13 y 17 años entre marzo y abril pasados, es una continuación de una investigación sobre el mismo tema que se llevó adelante en el año 2012, considerada como una de las primeras en evaluar el impacto de la tecnología sobre las relaciones interpersonales entre los adolescentes.

El porcentaje de jóvenes que aseguró que su forma favorita de comunicarse con sus amigos es cara a cara cayó al 32 por ciento, comparado a un 49 por ciento seis años atrás.

"No puedes evitar preguntarte si hay algo importante sucediendo en este momento, un cambio fundamental en la forma en la que las personas se comunicarán entre si en el futuro" dijo Vicky Rideout, una de las coautoras y principales investigadoras detrás del reporte.

Otro hallazgo importante para destacar radica en el hecho de que también se registró un aumento significativo, del 44 al 54 por ciento, en la cantidad de adolescentes que aseguran que sus dispositivos los distraen "cuando deberían estar prestándole atención a las personas con las que están".

Además, el 44 por ciento compartió sentirse frustrado con sus amigos por pasar tanto tiempo al teléfono cuando están juntos.

"Siento que estamos entrando en una dinámica negativa que se repite. Te sientes distraído con las personas cuando te encuentras con ellas y a la vez ellos también están distraídos. No les resulta tan divertido lo que sucede en persona comparado a lo que sucede online" explicó Rideout.

El estudio también destaca el alza en el uso de la tecnología entre los adolescentes. Hoy día, el 89 por ciento de los adolescentes norteamericanos asegura tener un smartphone, en comparación con solo el 41 por ciento hace seis años.

A su vez, el 70 por ciento de los jóvenes asegura que utilizan redes sociales más de una vez al día, comparado al 34 por ciento seis años atrás. El 38 por ciento dice estar en redes sociales varias veces por hora mientras que el 16 por ciento compartió usarlas constantemente.

En cuanto a la adicción que les genera su smartphone, más del 70 por ciento cree que las compañías tecnológicas manipulan a sus usuarios para hacer que estos pasen más tiempo en sus plataformas.

"La mala noticia es que prefieren comunicarse de forma online antes que en persona. Como padre y educador encuentro a esto muy preocupante" concluyó Jim Steyer, director ejecutivo de Common Sense Media.