Alternativas al WhatsApp de madres y padres: herramientas para evitar mensajes eternos

Cómo reemplazar o complementar el uso del servicio de mensajería usado por más de 1.500 usuarios en el mundo
REUTERS/Dado Ruvic/File Photo

Los grupos de WhatsApp sirven como canales para fragmentar conversaciones y lograr comunicaciones, tal vez, más efectivas. Según un estudio de la Mobile Marketing Association (MMA) y la compañía de investigación de mercado GFK, la hipersegmentación del servicio de chat ha provocado su crecimiento.

El incremento en el tiempo de uso supera a Facebook, YouTube, Google e Instagram. Esta necesidad (o compulsión) de enviar, en tiempo real, mensajes, con grupos de hasta 256 participantes, les ha brindado a los usuarios habilidades para segmentar conversaciones y detectar qué tipo de contenido puede funcionar para cada grupo.

Uno de los clásicos de los últimos años es el grupo de WhatsApp de madres  (en muchos casos, no se incluyen padres). Existen otros servicios de mensajería instantánea, pero ninguno alcanza la masividad de WhatsApp, con sus más de 1.500 millones de usuarios en todo el mundo. 

¿Es, entonces, casi imposible escapar al grupo de WhatsApp de "mamis"?Con el fin de estar al día respecto de las actividades escolares de los menores, es difícil escapar. En otras oportunidades, el chat también será una excusa para comenzar conversaciones "extracurriculares".

Frente al universo de grupos de chat y considerando un uso más eficiente del tiempo de cada usuario, existen herramientas que pueden complementar o reemplazar el uso de WhatsApp. ¿Cuáles son esas alternativas?

SchoolNet Mobile, un complemento

Es una solución de la plataforma Colegium. Nació en 2002 y desde hace 7 años, tiene su app móvil, para iOS y Android. La herramienta permite que integrantes de las familias de los niños accedan a información de interés común.

Calificaciones, asistencia, comunicaciones de la escuela, pagos, excursiones y otras comunicaciones se dan en la app. La particularidad es que la escuela forma parte de ese intercambio, decidiendo qué compartir con madres y padres.

El servicio puede ser usado por adultos con niños en escuelas que utilicen las plataformas de la compañía. A nivel global, la herramienta tiene 2 millones de usuarios.

En América Latina, es utilizada en la Argentina (con más de 250.000 usuarios activos), Brasil, Chile, Colombia, México y Uruguay.

Javier es argentino, tiene una hija de 12 años y usa la app. "Con mi mujer estábamos en un grupo de WhatsApp para consultar temas de la escuela, como tarea, por ejemplo, o eventos particulares. Me llenaban el celular de mensajes, entonces decidimos con mi mujer, que uno solo formara parte del grupo", señala a Infobae.

Continúa: "Mi mujer es la que siempre se ha encargado de la parte académica. Pero desde que el colegio contrató estos servicios, estoy más integrado a lo que es la educación de mi hija. Quedé sorprendido con la información que podía encontrar".

Reporte de la actividad escolar en Schoolnet

La app es gratuita y permite también gestionar pagos y revisar información administrativa y financiera. No reemplaza a un servicio de chat, pero permite tratar determinados temas para aliviar el cúmulo de mensajes en WhatsApp.

Qid, chat especializado

(Qids)

Es una app móvil que sirve de servicio de mensajería, destinado a madres y padres. Permite gestionar, en un solo espacio, grupos escolares.

El grupo estará dividido en 4 muros: chat, mensajes importantes, fotos y videos y calendario. Tiene un servicio de notificaciones de fechas importantes y actividades.

La app promete una gestión más eficiente de los temas escolares y una comunicación más efectiva. Sin embargo, en las calificaciones de las tiendas de apps, muchos usuarios se quejan de su funcionamiento, que aun no es óptimo.

A pesar de esta dificultad, una de las características más prometedoras es la posibilidad de clasificar a las notificaciones por temas y designar horarios para cada una.

Como en WhatsApp, es posible designar un administrador del contenido que solo suba información, sin posibilidad de feedback, o un grupo que pueda tener interacción.

Qids, un desarrollo europeo

Otra propuesta destinada a optimizar las comunicaciones es que la foto de perfil de cada adulto es la de su hijo o hija. En la Argentina, la usan más de 1.500 personas.

Telegram, ¿podría funcionar?

Pavel Dourov, el creador de Telegram (Getty)

Tiene menos usuarios que WhatsApp, más de 100 millones en el  mundo. Es conocido como uno de los servicios más seguros, con su función para destruir mensajes en un determinado lapso de tiempo, por ejemplo.

Se destacan sus funciones para editar mensajes ya enviados, crear canales temáticos y la posibilidad de navegar internet, sin salir de la aplicación.

También es posible crear grupos o subgrupos, donde los nuevos miembros podrán ver el historial de conversaciones. Existen grupos públicos y privados, donde solo se puede acceder a través de un enlace de invitación.

"He intentado crear un grupo de Telegram con otras madres, pero volví a WhatsApp. Lo uso para fuentes, para mi trabajo. Para los grupos de madres no es muy cómoda la app. La interfaz no permite compartir fácilmente las cosas con otras personas", señala Arantxa Escribano, madre de 4 niños, a Infobae.

Continúa: "Cuando sugerí a otras madres usar Telegram, se resistieron. Están muy habituadas a usar WhatsApp".

Respecto de las funciones positivas de Telegram para los grupos de madres, Escribano dice: "Tiene funciones interesantes que no tiene WhatsApp. Los mensajes de voz se pueden escuchar todos de una vez, es decir, yo puedo grabar 4 mensajes de voz y se escuchan de corrido. En WhatsApp los mensajes se hacen eternos".

Slack, mejor para escritorio

Es una plataforma colaborativa muy usada por grupos de trabajo. ¿Podría funcionar? Marina Cuello, desarrolladora de apps para Android, tiene un hijo de 10 años y le encuentra algunas dificultades, por lo que no cumple todos los requisitos para reemplazar a WhatsApp, pero sí podrían complementarse.

"No funciona muy bien en celulares, al menos en Android, y no todo el mundo está tanto tiempo enfrente de una computadora como yo. Además, mucha gente no sabe qué es un email (lo tienen configurado porque alguien en la familia o quien les vendió el teléfono se lo creó, pero no saben usarlo) y Slack no tiene login con Facebook o con teléfono", señala la desarrolladora, miembro del grupo de Slack "Las de sistemas".

Respecto de sus beneficios, expresa: "La principal ventaja son los canales y los mensajes privados grupales. Serían geniales para cuando los nenes tienen que compartir trabajo en grupos chicos, o para ponerse de acuerdo en un tema específico en el que no participen todos, como compras de regalos para el día del maestro o juntar plata para cosas de egresados".

Continúa: "Y la existencia del canal ´aleatorio´ serviría para separar el ¨chusmerío¨ y las cadenas de lo que realmente tiene que ver con la escuela".

Respecto de los grupos de WhatsApp de madres y padres, expresa: "Algunos comparten demasiadas cosas, entonces se forma un gran ruido del que es difícil sacar el contenido útil. En algunos grupos se usa mucho mandar audios, que se pueden tornar un diálogo de sordos".

Concluye: "En WhatsApp, no todo el mundo sabe usar las opciones para responder una cita o para ´arrobar´ a alguien, y por eso se complica bastante seguir algunas conversaciones".

En Estados Unidos, pocos grupos de WhatsApp

Según afirma a Infobae Luciana Roberts, argentina madre de 3 hijos quienes asisten al St Thomas School, en el estado de New Jersey: "El americano no usa WhatsApp, no lo conoce en general. Ellos hacen text message (mensajes de texto) y no son de grupos grandes", afirma.

Continúa explicando su caso: "La página de la escuela tiene un boletín oficial. Si, por ejemplo, hubiese que buscar voluntariados para llevar comida a un evento, llegará un mail con la convocatoria, para anotarse y designar el compromiso. Además, la escuela tiene una app en donde los padres podemos gestionar las ausencias de los niños en la escuela".

Roberts explica que tiene un grupo de WhatsApp de madres latinas. "Ponemos más que nada los highlights vinculados a temas que tal vez alguna madre no leyó, no vio o no interpretó, del estilo ´recuerden chicas que hoy salen temprano del colegio´. Punto".

"Pero eso de los 50.000 chats no existe. Creo que nadie los leería. Pero sí tenemos chats individuales de grupos reducidos con los que te interesa relacionarte", finaliza.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas noticias

Mas Noticias