La compañía de mensajería Flirtey envió un Slurpee, un popular refresco, al patio de una casa en Reno, Estados Unidos, por primera vez en forma legal, demotrando las posibilidades de este nuevo sistema de mensajería.

En el video distribuido por la empresa puede verse como la aeronave no tripulada sobrevuela una casa y deja caer lentamente el paquete en su patio.

La tecnología para hacer estos envíos por drone algo cotidiano ya está casi a punto, y compañías como Flirtey y Amazon se encuentran en fases avanzadas de desarrollo. Pero todavía hay barreras legales relacionadas al uso del espacio aéreo.

En este caso, la colaboración entre Flirtey y 7-Eleven, la empresa de minimercados que proporcionó el Slurpee y parte del financiamiento, consiguió hacer el primer envío legal de mercadería por este método, ya que contó con la aprobación de la Administración Federal Aeronáutica de Estados Unidos.

El drone voló por 1600 metros para entregar su carga (Flirtey)
El drone voló por 1600 metros para entregar su carga (Flirtey)

"La entrega requirió de un plan de vuelo, análisis de riesgos y procedimientos de vuelos detallados", dijo Chris Walach, drector del Instituto de Sistemas Autónomos de Nevada a la revista Fortune, enumerando medidas que son necesarias en vuelos convencionales.

Flirtey ya había realizado otras pruebas, incluyendo el envío de sangre desde una barco hasta la costa en Nueva Jersey, y ahora se prepara para ser uno de los primeros en explotar comercialmente la industria de los envíos por drone.