Una mujer logró burlar la seguridad del Royal Lodge en Windsor diciendo que era la prometida del príncipe Andrés

Llegó hasta la residencia real y la custodia la dejo pasar por error. Aseguraba que estaba de novia con el hijo de la Reina Isabel II caído en desgracia

Una intrusa autorizada por error fue a buscar el príncipe Andrés
Una intrusa autorizada por error fue a buscar el príncipe Andrés

Una mujer que afirmaba estar comprometida con Andrés, el duque de York, creó un revuelo en la seguridad de la corona británica después de que por error le permitieran ingresar a la residencia oficial.

La mujer se presentó en Royal Lodge, en Windsor Great Park, el lunes por la tarde, y aseguró tener una cita para almorzar con el príncipe Andrés que vive allí.

La intrusa pasó unos 20 minutos caminando por los jardīnes antes de entrar en el edificio donde estaba el Duque

Se pudo constatar que la intrusa pasó unos 20 minutos caminando por los jardīnes antes de entrar en el edificio donde estaba el Duque. Finalmente, la retuvieron en el vestíbulo después de preguntarle a un miembro del personal dónde podía encontrar al hijo de la Reina Isabel II.

La sospechosa tendría 44 años, y sería de origen español, según publicó el medio The Sun. Habría llegado al Reino Unido, el día sábado 17 de abril mientras se llevaba a cabo el funeral del Duque de Edimburgo.

Durante la procesión del funeral del Duque de Edimburgo
Durante la procesión del funeral del Duque de Edimburgo

Cuando la mujer aceptó retirarse de la propiedad, exigió que un guardia de seguridad privado le pagara el pasaje del taxi.

Una fuente cercana al palacio habló con el medio The Sun, y explicó que la mujer “tenía una figura bastante glamorosa y los guardias quedaron completamente cautivados por ella”. “No tenían idea de que esta mujer era una desconocida para Andrés y aparentemente tenía una fijación con él”.

Los guardias quedaron completamente cautivados por ella

La seguridad privada y real del Duque fue reducida en el último año luego de que tuviera que renunciar a sus obligaciones por su vínculo íntimo con el Caso Epstein.

Después de que los oficiales de policía fueron llamados a la escena, ella afirmó que estaba comprometida con el príncipe y vivía con él. La mujer le dijo a la policía que se llamaba Irene Windsor. En su bolso se encontraron mapas del sitio y otras residencias reales, incluido el Palacio de Buckingham, informó el periódico británico. Eso no fue todo, también tenía un llavero de defensa personal con forma de gato que tenía dos puntas afiladas.

Desde que dio un paso al costado en sus obligaciones la seguridad del príncipe fue reducida
Desde que dio un paso al costado en sus obligaciones la seguridad del príncipe fue reducida

La mujer fue detenida por la policía bajo sospecha de robo. Se le permitió ampararse bajo la Ley de Salud Mental. Un portavoz de la policía de Thames Valley dijo: “La policía de Thames Valley fue llamada al Royal Lodge en Windsor Great Park el lunes por la mañana para recibir informes de una intrusa. La mujer, fue interceptada y arrestada. Posteriormente fue liberada y seccionada en virtud del artículo 136 de la Ley de salud mental. La investigación del incidente continúa, pero no hubo riesgo para ninguna persona en el sitio. “Debido a que la mujer está seccionada, no haremos más comentarios en este momento”, detallaron en un comunicado.

Frente a este error, ahora se está llevando a cabo una revisión de seguridad. La seguridad había estado en alerta máxima en los edificios reales previos al funeral de Felipe, así como el día del servicio.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR