El drama de Meghan Markle detrás de una serie de fotos llenas de sonrisas y esplendor real

La duquesa de Sussex recordó el día que le confió al príncipe Harry que “no quería seguir viviendo”. Esa noche, la pareja apareció en público durante un espectáculo en Londres

El príncipe Harry y Meghan Markle en la presentación del décimo aniversario del espectáculo del Cirque du Soleil "Totem" en el Royal Albert Hall de Londres el 16 de enero de 2019 (Shutterstock)
El príncipe Harry y Meghan Markle en la presentación del décimo aniversario del espectáculo del Cirque du Soleil "Totem" en el Royal Albert Hall de Londres el 16 de enero de 2019 (Shutterstock)

En una entrevista de dos horas con Oprah Winfrey, Meghan Markle y el príncipe Harry hicieron una descripción poco favorecedora de la casa real británica, mostrada como una institución fría y falta de empatía de la que tuvieron que escapar para salvar sus vidas.

La duquesa de Sussex dijo que en un momento dado “simplemente ya no quería vivir” y que tuvo pensamientos suicidas incontrolables mientras estaba embarazada de su hijo Archie.

“No veía una solución. Me sentaba en la noche y no entendía cómo todo esto se estaba desencadenando. No lo veía pero es peor cuando lo sentís por parte de tu familia, mi mamá y mis amigos que me llamaban llorando diciendo: ‘Meg no te están protegiendo’. Y ahí me daba cuenta que todo estaba sucediendo. Tenía vergüenza de decirlo, y más admitirlo a Harry, porque sé de todas sus pérdidas. Sabía que si no lo decía, lo haría, y yo sólo no quería seguir viva. Fue un pensamiento constante, muy claro, real y aterrador”, explicó Meghan.

Markle recordó la noche en la que asistió al estreno del espectáculo Totem, del Cirque du Soleil, en el Royal Albert Hall de Londres, con Harry. A pesar de que ambos lucían radiantes y sonrientes en las fotos, la duquesa admitió el infierno que sucedía detrás de escena.

El príncipe Harry y Meghan Markle
El príncipe Harry y Meghan Markle
Meghan Markle sonríe en medio de los saludos al llegar a la premiére de la función en el Royal Albert Hall (Paul Grover/Pool via REUTERS)
Meghan Markle sonríe en medio de los saludos al llegar a la premiére de la función en el Royal Albert Hall (Paul Grover/Pool via REUTERS)

En las fotografías de esa noche, ella y su esposo sonreían ante los invitados. Pero en privado, ella luchaba contra sus pensamientos suicidas. Justo antes de esta aparición pública, por la mañana, Meghan le había confesado a Harry que “no quería seguir viviendo” .

Luego explicó que aunque Harry le sugirió no ir al evento, ella admitió que por la única razón por la que asistió al compromiso fue porque tenía miedo de lo que pudiera pasar si se quedaba sola.

Cada vez que esas luces se apagaban en ese palco real, solo lloraba

Meghan dijo que hizo zoom en la foto y “vio la verdad” de lo que realmente estaba pasando, diciendo que se puede ver con qué fuerza sostiene la mano de Harry. Ella dijo que estaban sonriendo y “haciendo su trabajo”, pero en realidad “ambos estaban tratando de aguantar”.

“Cada vez que esas luces se apagaban en ese palco real, solo lloraba”, recordó Meghan.

Y agregó que cuando le transmitió a la familia real que estaba luchando y que necesitaba ayuda profesional, le contestaron “que no sería bueno para la institución”. “Les dije que necesitaba ayuda y que nunca me había sentido así y necesitaba ir algún lado. Me dijeron que no podía”, dijo la ex actriz estadounidense, hoy embarazada nuevamente.

Meghan confiesa que tuvo pensamientos suicidas

La duquesa de Sussex, de 39 años, también admitió haber sido ingenua al inicio de su relación con Harry y que estaba poco preparada para ser parte de la vida en la familia real.

Meghan también confesó que cuando estaba embarazada hubo “preocupaciones y conversaciones sobre qué tan oscura sería su piel al momento de nacer”, y sugirió que el racismo que impera en la familia real fue la razón por la que su hijo no es príncipe.

En pleno embarazo de quien sería su primer hijo, Archie, Meghan y Harry atravesaron un drama por sus relaciones con la realeza (Paul Grover/Pool via REUTERS)
En pleno embarazo de quien sería su primer hijo, Archie, Meghan y Harry atravesaron un drama por sus relaciones con la realeza (Paul Grover/Pool via REUTERS)

La duquesa precisó que esos presuntos comentarios racistas se pronunciaron en “conversaciones que la familia tuvo” con Harry, pero se negó a identificar quiénes lo dijeron, al afirmar que “eso sería muy dañino para ellos”.

Cuando se incorporó más tarde a la entrevista, el príncipe Harry confirmó que la conversación giró en torno a “qué aspecto iban a tener los hijos” con Meghan, que es mestiza y con raíces afroamericanas, pero se negó a dar más detalles al respecto. “Es una conversación de la que nunca voy a hablar”, afirmó Harry, quien agregó que fue “chocante”.

Meghan habla de por que no querían que su hijo sea príncipe

El príncipe Harry, sexto en la línea de sucesión al trono, describió cómo la experiencia de su esposa le ayudó a darse cuenta de cómo él y el resto de la familia estaban atrapados en una institución opresiva. “Casarme con Meg me hizo abrir los ojos y ver cómo estaba atrapado por la Institución. Mi padre y mi hermano están atrapados. Y siento compasión por ellos”, agregó.

Uno de los momentos más duros para el hijo de Lady Di fue cuando reveló que ahora tiene una mala relación con su hermano, William, y dijo que la relación con su padre había empeorado tanto que en un momento dado el príncipe Carlos dejó de responder a sus llamadas.

“Hay mucho trabajo que hacer aquí”, dijo sobre su relación con su padre. “Me siento muy decepcionado. Él ha pasado por algo similar. Sabe lo que es el dolor. Y Archie es su nieto. Siempre lo querré, pero hay mucho dolor en lo que ha ocurrido”.

Harry se sentía atrapado en la realeza británica

Markle, que aparecía en la serie de abogados “Suits”, se casó con Harry, nieto de la reina Isabel II, en el Castillo de Windsor en mayo de 2018. Su hijo, Archie, nació al año siguiente.

Harry dijo haber vivido con el temor a repetir el destino de su madre, la princesa Diana de Gales, que sufrió una cobertura constante de la prensa y murió en un accidente de tránsito en París en 1997 cuando era perseguida por paparazzi.

“Lo que estaba viendo era la historia repitiéndose, pero definitivamente mucho más peligrosa”, dijo Harry.

Ambos elogiaron el apoyo recibido por la reina Isabel II, abuela de Harry

“La reina siempre ha sido maravillosa conmigo”, afirmó la duquesa.

En uno de los pocos momentos positivos de la entrevista, la pareja reveló que el bebé que esperan será una niña.

SEGUIR LEYENDO: