Polémica por los regalos que Isabel II recibió del jeque megamillonario que secuestró a dos hijas y cuya sexta esposa huyó a Londres

Mientras la ONU pide pruebas de supervivencia de una de las jóvenes encerradas en un palacio y la princesa Haya de Jordania trata de rehacer su vida, entre Dubai y Buckingham la relación fluye

La reina Isabel II y Mohammed bin Rashid Al Maktoum, emir de Dubai
La reina Isabel II y Mohammed bin Rashid Al Maktoum, emir de Dubai

Según informó este lunes el diario The Times, la Reina Isabel II recibió por parte del polémico jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum cuatro caballos de regalo, incluso después de que su ex esposa -la princesa Haya de Jordania- huyó a Londres temiendo por su vida.

Haya, que en 2004 se convirtió en la sexta esposa del soberano emiratí, llegó a la capital del Reino Unido escapando de su marido y acompañada de sus hijos. Inició allí una demanda sin precedentes contra el emir. Según ella, se divorció en secreto a principios de 2019.

En el territorio británico, la princesa pidió al juez de familia de la Alta Corte de Londres medidas de protección contra un matrimonio forzado que podría implicar a una de las hijas de la pareja. También solicitó protección para ella y reclamó la custodia de sus hijos.

La realeza británica, en especial la reina Isabel II, tomó la postura de defenderla en el juicio contra el polémico emir. Eso no le impidió romper relación con el jeque ni dejar de aceptar los cuatro potros anuales que este suele regalarle desde 2009.

Fanáticos de la vida ecuestre, en más de una oportunidad la pareja viajó para asistir a competencias de Derby, tradición que se mantiene en la realeza británica desde hace siglos.

La princesa Haya de Jordania y su entonces marido,  Jo Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum en el Derby en Reino Unido
La princesa Haya de Jordania y su entonces marido, Jo Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum en el Derby en Reino Unido

El vínculo de Isabel II con Mohammed bin Rashid Al Maktoum es controversial, y despierta críticas por parte de la prensa y la opinión pública, porque además de la denuncia realizada por Haya de Jordania, sobre el emir se suma la captura y desaparición de dos de sus hijas, las princesas Latifa y Shamsa, forzadas a regresar a Dubái tras intentar escapar de su padre en 2018 y 2000 respectivamente.

En marzo de 2020, la justicia británica dictaminó que el Emir de Dubái había ordenado el secuestro de dos de sus hijas, Latifa y Shamsa. “Estoy en una mansión. Estoy secuestrada y esta mansión se convirtió en prisión”, dijo la princesa en un video grabado con un teléfono móvil desde el baño porque “es la única habitación con una puerta que puedo cerrar”.

La princesa Latifa bin Mohammad al Maktum, de 32 años, se encuentra desaparecida desde que fuera apresada en una embarcación cuando intentaba huir de Emiratos Árabes Unidos. Una finlandesa que la acompañaba ha denunciado que fueron detenidas violentamente y que fue torturada antes de permitirla salir del país (HRW)
La princesa Latifa bin Mohammad al Maktum, de 32 años, se encuentra desaparecida desde que fuera apresada en una embarcación cuando intentaba huir de Emiratos Árabes Unidos. Una finlandesa que la acompañaba ha denunciado que fueron detenidas violentamente y que fue torturada antes de permitirla salir del país (HRW)

Los videos grabados por Latifa durante su cautiverio, publicados recientemente por la cadena de noticias BBC han motivado que Naciones Unidas pida pruebas de que sigue con vida. A su vez una solicitud por parte de los amigos de la princesa, para que la reina Isabel II que use su influencia para pedir al jeque la liberación de las dos hermanas.

El emir figura entre los 15 miembros de la realeza más ricos del mundo, haciéndolo extremandamente poderoso.

MÁS SOBRE TEMA: