La conoció en el funeral de su hijo y descubrió el amor pese a los 53 años de diferencia

Almeda y Gary aseguran ser inmensamente felices al punto que ya celebran su sexto aniversario de matrimonio. .

Almeda Hardwick y su esposo Gary hace buen rato que superaron todos los prejuicios y viven su amor sin ataduras / (Tik Tok)
Almeda Hardwick y su esposo Gary hace buen rato que superaron todos los prejuicios y viven su amor sin ataduras / (Tik Tok)

Se dice que para el amor nunca hay barreras de ningún tipo. Y hay una pareja en este mundo que se ha propuesto demostrarlo sin que les importe el qué dirán de los demás. Total, las habladurías no le hacen ni cosquillas ni pagan las cuentas a fin de mes.

En estos días Almeda Hardwick, de 77, y Gary de 23 años, han celebrado su sexto aniversario de bodas. Ambos aseguran que van por más. Y es que ninguno de los prejuicios que hallaron al principio de su relación, y que siguen encontrando, los ha detenido y señalan que el amor avanza viento en popa. “Hay amor y sexo excelente”, confiesan con esa sonrisa pícara que tienen los amantes.

¿CÓMO COMENZÓ?

El amor suele encontrarse en los lugares más insospechados. Ambos se vieron por primera vez en el velorio de uno de los hijos de Almeda. El flechazo fue instantáneo y ya nunca más se separarían.

Cuando esto ocurrió, ella tenía 71 y él 17. Los 53 años de diferencia no fueron impedimento para que ella piense que “él era el indicado”. Los obstáculos comenzaban a caer uno a uno.

Según el Daily Mail, Gary se autodefine como un hombre “muy maduro para su edad”. Reveló también que lo suyo siempre fueron las mujeres mayores

“Nunca me atrajeron las mujeres más jóvenes. Incluso cuando tenía 13 o 14 años, siempre gustaban las mayores. Mi temor fue cuando le dije a mi abuela, quien me crió, y no sabía cómo lo tomaría. Pero ella nos aceptó”, comentó.

Pero esta no es la primera vez que tiene una relación con alguien que supera los 70 años. Antes de contraer matrimonio con Almeda, sostuvo una relación con otra mujer mayor que su actual esposa. Y eso que él todavía era menor de edad.

Dos semanas fueron suficientes para que Gary le pidiera la mano a su amada, quien no demoró mucho en darle el sí. Eso sí, antes de subir al altar la pareja fue a pedir la bendición de Tammy, mamá de Gary, entonces de 48 años, y de su abuela Carolyn, de 71. La ceremonia se realizó el 26 de octubre de 2015 cuando él ya había alcanzado los 18 años.

LA VIDA JUNTITOS

Y antes que alguien pregunte, ambos aseguran que “hay amor y sexo excelente”. Gary y Almeda hacen la vida de cualquier casado. Y esa felicidad la comparten por sus redes sociales. Para su aniversario, él publicó un vídeo en su TikTok con las imágenes más tiernas de la pareja.

En más, Gary suele dedicar la mayoría de sus publicaciones a su esposa Almeda. Entre ellos, uno muy especial para el último 14 de febrero, Día de San Valentín: “Celebro nuestro amor y agradezco a Dios por enviarme a mi ángel, mi alma gemela todos los días”.

Pero no se crea, tampoco, que este el primer matrimonio de Almeda. Y es que la mujer estuvo casada por 43 años. Lamentablemente, confiesa, durante esa unión nunca tuvo mucho contacto físico. Aun así tuvo cuatro hijos y seis nietos.

“Mi relación actual es un torbellino. Siempre nos felicitamos, nos besamos. Estamos disfrutando de nuestra relación. Cuando conoces a esa persona perfecta, es cuando sabes que no quieres perder ese sentimiento”, dijo.

Eso sí, respetando la tradición de los novios que van a contraer nupcias, la pareja esperó hasta la noche de bodas para tener sexo y, en ese sentido, se describieron mutuamente como “amantes maravillosos”, contó el mismo medio. Por último, Gary asegura: “Nunca siento que me estoy perdiendo nada por estar casado con Almeda”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR