Sunat recuerda que influencers deben declarar ingresos y pagar impuestos

La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria pidió cumplir con sus obligaciones tributarias.

Influencer. Foto: Agencia Andina.
Influencer. Foto: Agencia Andina.

La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) pidió a las personas que generan ingresos gracias a su actividad en las redes sociales, como Facebook, Instagram, YouTube, entre otros, a cumplir con sus obligaciones tributarias.

Es decir, los influencers deben declarar sus ingresos y pagar sus impuestos por conceptos de publicidad o auspicios.

La forma en la que ellos generan renta en las plataformas digitales es a través de la venta de productos, monetización de sus videos o por promoción pagada. Con ello generan renta de tercera categoría, gravada con una tasa de hasta 29.5%, como una empresa.

Si recién estás empezando a realizar contenido o subes tus publicaciones a las redes sociales de manera esporádica, entonces puedes alegar que perteneces al grupo que genera una renta de cuarta categoría (8%).

En su cuenta de Twitter, la Sunat publicó un vídeo con las pautas para que los influencers cumplan con sus obligaciones tributarias, así contribuir con el crecimiento y desarrollo de nuestro país.

Sigues estos pasos para realizar el procedimiento de manera correcta:

-Debes inscribirte en el RUC como persona natural con negocio o persona jurídica.

-Emitir comprobantes de pago electrónicos por tus ingresos obtenidos.

-Escoger un régimen tributario según tu actividad y nivel de ingreso.

-Cambiar de régimen tributario si excedes el tope máximo de ingreso anual.

-Declarar y pagar los impuestos oportunamente.

-Llevar libros contables dependiendo del régimen tributario que hayas escogido.

-Solicitar comprobantes de pago (facturas) solo por las compras vinculadas al giro de tu negocio.

Por último, la entidad advierte que, con cumplir con las obligaciones tributarias, pasarás a la formalidad y tendrás varias oportunidades:

-Acceder a créditos financieros

-Fortalecer y hacer crecer tu actividad de negocio.

-Contribuir con la reactivación de las actividades económicas en beneficio del país.

LA RED SOCIAL QUE MÁS USAN LOS PERUANOS

En el 2020, se comprobó que Facebook lidera el índice de interacciones con 72%, una cifra superior a toda la región, mientras que Instagram alcanzó el 21.5%. Le siguen Twitter y YouTube con 3% y 3.5%, respectivamente.

Las interacciones implican los comentarios, compartidos, me gusta y otras reacciones que dejan los usuarios.

Estos datos fueron recabados por un estudio de Comscore, compañía de investigación de marketing en Internet, llevado a cabo entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2020.

ÚLTIMO VIRAL EN PERÚ

A través de TikTok, un vídeo ha generado la indignación entre los usuarios de todas las redes sociales. Las imágenes evidencian las condiciones en las que se atiende al personal médico que trabaja en los hospitales del Ministerio de Salud en plena pandemia del coronavirus.

El usuario PPBTO90 (Jose Alberto Maya), quien es creador de contenidos desde el año 2008 en YouTube, compartió con sus seguidores de Tiktok el menú del día que ofrecen en el hospital Carrión del Callao, institución en la que trabaja como cardiólogo.

“Qué tal gente, el día de hoy vamos a comer en uno de los lugares más top del Callao, el noveno piso del hospital Carrión, donde trabajo. Normalmente siempre voy en el ascensor, pero esta vez estaba lleno, así que normal, por las escaleras. Acuérdate de traer tu cuchara porque no dan cubiertos. Llegamos al noveno piso, aquí no hay baño, así que achica antes de subir. La gente está haciendo cola y los vigilantes ya están adentro. Ojalá nos hayan dejado entrada, y las técnicas están recogiendo comida en táper, así que nos espera harta cola”, así inicia el video viral que rápidamente ha sumado más de 500 mil reproducciones desde su fecha de publicación.

Al estilo de los foodies en redes sociales, este médico hizo un “tour” sobre la cafetería donde come el personal de salud, desde su ingreso hasta mostrar todo lo que le sirven en el menú. “Llegó nuestro turno, ponemos nuestra firma en este papel que nadie lee y vamos por nuestra comida. Recogemos nuestra charola de preso y vamos a buscar nuestra mesa”.

En su grabación recomendó que todos los que asistan lleven sus cubiertos porque no les brindan utensilios en el comedor. Como no tenía con qué tomar su bebida, tuvo que esperar que un personal de seguridad termine de almorzar para poder pedirle su vaso.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR