Cómo configurar la TV para tener mejor calidad al estilo HD

Con unos cuantos cambios en tu televisor puedes mejorar tu experiencia cuando estés mirando tu programa favorito.

¿Quiénes leen el manual de uso cuando compran por primera vez un televisor? Muchos de los compradores solo leen las instrucciones de la instalación y luego colocan este pequeño librito dentro de un cajón para que no vuelva a ver la luz. En sus páginas puedes encontrar ingeniosos trucos para aprovechar al máximo tu TV cuando quieras ver tu programa favorito o una película.

Estos artefactos ya tienen incluida una configuración de fábrica para facilitarle el uso a los usuarios. Pese a esto, tú puedes hacer un par de cambios para mejorar la calidad de la imagen y sonido. Aunque no tenga una calidad HD o Ultra HD, su recepción te sorprenderá y aquí te explicaremos cómo hacerlo siguiendo unos sencillos pasos.

Antes de empezar con la calibración de tu TV debes tomar en cuenta la posición en la que se encuentra. Por ejemplo, si esta cerca de una ventana, no será conveniente que se suban los niveles de brillo.

Hay puntos básicos que debemos modificar, uno de estos es el nivel de brillo. Si lo elevamos, es posible que la imagen quede en tonos muy claros, casi blanquecinos. Lo ideal es que estos cambios lo realices teniendo de fondo una imagen con varios tipos de colores y saturaciones, por ejemplo, un video de YouTube.

El segundo punto a evaluar es el contraste, el cual se complementa con el brillo. Ya sea que subamos o bajemos su potencia, las tonalidades pueden quedar opacas, con mucha sombra o con los negros intensos. Debes calibrar ambos para que se alineen.

La temperatura del color, aquí iremos de tonos fríos a cálidos, también conocidas como amarillas o azuladas. Una de las mejores opciones es que se mantenga en un nivel neutro done los blancos y colores tengan una misma proporción.

Saturación y nitidez. ¿Son diferentes? La respuesta es sí. El primero nos permite mejorar la apariencia de la imagen en relación a los tonos, si el porcentaje es bajo, llegará a ser blanquecina, mientras que si lo alzamos, puede llegar a ser muy intenso para la visión.

Sobre la nitidez, esta corresponde a cómo vemos las imágenes, si bajamos los niveles se mostrará como que tiene una textura, lluvioso y no apreciaremos bien los detalles, por lo que tendremos que mantener el equilibrio o dejarlo en una posición media.

El dato: si tu TV lo permite, puedes guardar dos configuraciones, una para el día y otra para la noche donde no hay tanto ingreso de luz a la habitación. Para conocer mejor tu dispositivo, es recomendable que des una leída al manual del usuario.

- Para televisores LG: ingresa a LG Content Store > descarga la aplicación > inicia sesión. (Disney+ es compatible con televisores LG del 2016 y posteriores con WebOS 3.0 en adelante).

- Con Chromecast: si tu TV tiene esta aplicación para ingresar a Internet, puedes acceder a través de ella a la página web de https://www.disneyplus.com/

- Con Android TV: puedes descargar el App si tu televisor tiene decodificador.

- Para televisores Samsung: Disney+ solo es compatible con los televisores del 2016 y posteriores que admitan video en HD y utilicen el sistema operativo Tizen.

- Instala Disney Plus en tu TV: inicia la descarga > al finalizar, aparecerá un código > en la plataforma Disney Plus Begin escribe el código > aparecerá una pantalla automáticamente en la que accederás a la vinculación.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR