Cómo preservar los ecosistemas marinos

El 50% del oxígeno de la Tierra proviene del océano. Sin embargo, a pesar de todos sus beneficios, necesita más apoyo que nunca

El océano produce al menos el 50% del oxígeno del planeta, alberga la mayor parte de la biodiversidad de la tierra y es la principal fuente de proteínas para más de mil millones de personas en todo el mundo (Reuters)
El océano produce al menos el 50% del oxígeno del planeta, alberga la mayor parte de la biodiversidad de la tierra y es la principal fuente de proteínas para más de mil millones de personas en todo el mundo (Reuters)

El océano cubre más del 70% del planeta. Es nuestra fuente de vida y el sustento de la humanidad y de todos los demás organismos de la tierra.

Prueba de ello es que el océano produce al menos el 50% del oxígeno del planeta, alberga la mayor parte de la biodiversidad de la tierra y es la principal fuente de proteínas para más de mil millones de personas en todo el mundo. Además el océano es clave para nuestra economía, ya que se estima que, para 2030, habrá en torno a 40 millones de trabajadores en todo el sector relacionado con los océanos.

Sin embargo, a pesar de todos sus beneficios, necesita más apoyo que nunca.

Con el 90% de las grandes especies marítimas de peces mermadas y el 50% de los arrecifes de coral destruidos, estamos extrayendo más del océano de lo que se puede reponer. Para proteger y preservar el océano y todo lo que sustenta, debemos crear un nuevo equilibrio, arraigado en la verdadera comprensión del océano y cómo la humanidad se relaciona con él. Debemos construir una conexión con el océano que sea inclusiva, innovadora y basada en lecciones del pasado.

El océano cubre más del 70% del planeta (Reuters)
El océano cubre más del 70% del planeta (Reuters)

No importa dónde vivamos, si en el litoral o junto a un lago, templado o tropical, las mareas del océano tocan todo y a todos, y nos conectan como una comunidad global cuyo futuro depende del bienestar del mar. Protegemos los organismos que lo producen apoyando la plantación de manglares y pastos marinos.

3.000 millones de personas en el mundo dependen de los alimentos del mar. Es fundamental que compremos productos del mar de origen sostenible para mantener la oferta sólida. El 80% de la contaminación marina se origina tierra adentro. La participación en programas de limpieza del vecindario tienen un impacto global.

En 2017 se creó La Mer Blue Heart Oceans Fund, un fondo que se destina a apoyar a organizaciones e iniciativas enfocadas en la preservación de los ecosistemas marinos. Cada año, durante estos meses, se organiza una campaña de recaudación por la que la marca se compromete a donar parte de sus ganancias a investigadores y organizaciones que aporten a esta causa fundamental.

3.000 millones de personas en el mundo dependen de los alimentos del mar (Reuters)
3.000 millones de personas en el mundo dependen de los alimentos del mar (Reuters)

El apoyo económico es solo una parte de esta campaña que además trabaja en la concientización y amplificación sobre la temática. Limpiezas en ríos y océanos, conversaciones con especialistas, activaciones en redes y lanzamientos de productos de ediciones especiales son algunas de las acciones con las que La Mer Blue Heart trabaja para visibilizar el tema.

Por primera vez en Argentina, en 2021 la campaña Blue Heart tendrá su agenda local. Es así que durante 2021 La Mer brindará apoyo económico a Versova, una organización que lleva adelante limpiezas periódicas en la costa del Río de la Plata.

Versova es una comunidad que busca crear conciencia y cuidar el medio ambiente a través de la limpieza semanal del Río de la Plata, en la costa de San Isidro. El proyecto nació en julio de 2020 como respuesta a la visible contaminación del río: un problema que afecta al medio ambiente, la fauna, la flora autóctona y las personas.

Hasta julio de 2020 no había ninguna fundación, movimiento o intervención política duradera que hiciera limpiezas semanales en la costa de San Isidro. Las iniciativas eran aisladas y eso no contribuía a que se viera una mejora ni se lograra un cambio de hábitos.

Inspirados en el ejemplo de Afroz Shah, el responsable de la limpieza de la playa de Versova, en Mumbai, un grupo de jóvenes asumió la responsabilidad de llevar adelante una limpieza que pudiera además trabajar junto a la planta de reciclaje municipal. Las limpiezas se llevan adelante gracias al trabajo de más de ochenta voluntarios que trabajan bajo la coordinación de Versova.

SEGUIR LEYENDO: