La historia de Nipper, el famoso perro de la música y la radio

Se transformó en un icono de la radio y de los perros desde hace más de un siglo. Su origen

Nipper, el famoso perro de la música y la radio

Cuando en 1899, Emile Berliner visitó las oficinas de Londres de la Berliner Gramophone Company, no sabía que la historia de la marca cambiaría por los designios de un perro.

En esa visita, posó su atención en un cuadro colgado en la pared en el que se veía a un pequeño perro con la cabeza ladeada plantado frente a un gramófono. El pequeño terrier (tal vez un Jack Russel Terrier) estaba escuchando la voz de su amo procedente de la bocina.

Inmediatamente pidió que le hicieran una copia que trajo de regreso a los Estados Unidos y procuró de inmediato registrar la marca a partir de la pintura. La marca que le fue concedida en Julio de 1900, llegó tarde en el destino de la empresa ya que su compañía, en ese momento, era poco más que un sello.

La imagen del perrito frente al gramófono y la frase “His master’s voice”: “La Voz de su Amo”, se convirtió en un ícono

Sin embargo, él se la pasó a Eldridge R. Johnson, con quien Berliner había trabajado en la mejora de la máquina de reproducción sonora. Johnson comenzó a imprimirlo en sus catálogos de registros de la Victor y luego en las etiquetas de papel de los discos.

Pronto, la imagen del perrito frente al gramófono y la frase “His master’s voice”: “La Voz de su Amo”, se convirtió en una de las iconografías marcarias más conocidas en el mundo, todavía en uso hoy en día.

En efecto, en 1898, tres años después de la muerte del perrito, Francis Barraud había pintado un cuadro de Nipper escuchando atentamente a un cilindro de fonógrafo Edison-Bell, a cuerda.

El 1899, Francis presentó una solicitud de derechos de autor de su retrato “perro observando y escuchando a un fonógrafo” y pensando que Edson-Bell lo podría encontrar de interés lo presentó a esa compañía que rápidamente contestó: “Los perros no escuchan a los fonógrafos”.

Sin embargo, el gerente de otra compañía, Berliner sugirió que si el artista sustituye toda la máquina con un aparato de gramófono de Berliner, la Compañía podría comprar la pintura.

La pintura modificada se convirtió en la marca de éxito de Victor y sus catálogos, sus tiendas de música, y la misma RCA. La marca fue registrada por Berliner el 10 de julio de 1900.

Se convirtió en la marca de éxito de Victor y sus catálogos, sus tiendas de música, y la misma RCA

En los EE.UU., el logotipo apareció en los aparatos, en novedades de promoción de ventas, en membretes, catálogos de discográficas y en las etiquetas de papel de los discos.

El icono sobrevivió a la fusión de Victor con RCA en 1929 y sigue siendo actualmente un símbolo de la comunicación a través del mundo representando una marca.

*El Prof. Dr. Juan Enrique Romero @drromerook es médico veterinario. Especialista en Educación Universitaria. Magister en Psicoinmunoneuroendocrinología. Ex Director del Hospital Escuela de Animales Pequeños (UNLPam). Docente Universitario en varias universidades argentinas. Disertante internacional.

SEGUIR LEYENDO: