(REUTERS)
(REUTERS)

Estados Unidos llevó a cabo un ataque que acabó con la vida del todopoderoso comandante de la Guardia Revolucionaria iraní general Qassem Soleimani, según informó el Pentágono.

Acto seguido, Teherán amenazó con una “venganza aplastante” y de doble motivación: contra E.E.U.U y contra Israel.

La muerte de Soleimani se considera más importante que la de Osama Bin Laden, pero ¿por qué?

Se trataba de un señor de la guerra responsable que la mayor parte de las actividades de Teherán en la región durante las últimas dos décadas, quien creó y crió las organizaciones terroristas “proxis” de Irán en Medio Oriente que permitieron a la República islámica proyectar su poder más allá de sus fronteras, en El Líbano, Siria, Iraq, Yemen, Afganistán y América Latina. Declarándose enemigo de E.E.U.U, Israel y las naciones suníes.

La Fuerza Quds, unidad de élite de la Guardia Revolucionaria iraní, liderada por Soleimani ha sido además muy activa en México, Cuba, República Dominicana, Antigua y Barbados, Surinam, Venezuela, Colombia, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Brasil, Perú y la triple frontera.

El general iraní ha sido relacionado además con varios ataques contra objetivos israelíes y judíos en el mundo, incluyendo el terrible atentado contra el centro judío AMIA en Buenos Aires de 1994, que dejó 85 muertos, también contra el atentado contra un autobús de turistas israelíes en Burgas, Bulgaria, en 2012, con siete muertos, y el envío del buque con armas Karine A hacia los palestinos en 2002 (que Israel interceptó antes de que llegara a su destino).

El último incidente fue el ataque fallido contra objetivos del Ejército israelí en la frontera norte del país el pasado miércoles que provocó una respuesta militar israelí que dañó de manera significativa la infraestructura bélica que Soleimani había construido en Siria en el último año.

Hoy Israel está en alerta máxima. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha apoyado la acción de Trump como de legítima defensa, y si bien EEUU ha reivindicado la responsabilidad directa de la muerte del general, es posible que Teherán o sus “proxis” busquen venganza golpeando a aliados de EEUU como Arabia Saudita o Israel.

Está claro que Irán es una amenaza global y mientras no se trate como lo que es, el mundo entero, no solo Israel, está en peligro.

La autora es fundadora y directora ejecutiva de Fuente Latina.