Cómplices y corruptos no pueden reconstruir Venezuela

Acto del Frente Amplio Venezuela Libre (EFE)

La situación sociopolítica de Venezuela es cada vez más patética. Hambre, insalubridad, violencia, corrupción y complicidad son ingredientes del caldo putrefacto que llevamos lustros consumiendo. Caldo que cocinan a dúo los criminales que ostentan el poder y los que les sirven de "Oposición" y reciben a cambio una que otra cuotita de influencia que bien agrada a sus ambiciones y mediocridad.

A los ciudadanos nos impacta ese cuero paquidérmico de esa otra pandilla que pareciera ser inmune a todo rechazo que contundentemente les hagamos. Inmunes a algo tan claro y maravilloso como fue nuestra respuesta a la farsa de las elecciones del pasado 20 de mayo cuando con igual contundencia que la que hemos demostrado en aquellas multitudinarias marchas y protestas, simplemente dejamos con los crespos hechos tanto a la pandilla oficialista como al combo que se prestó a legitimarla.

En este tiempo horrible, a cada rato se nos presenta un nuevo mamotreto con el que tratan de simular formaciones disidentes y simplemente son las mismas que por estos largos 20 años han estado compartiendo escenario y siendo parte del mismo casting.

Hoy a esa lista vergonzante le agregan otro nombre, ahora se nos aparecen como de estreno, con la payasada perversa de una "Concertación por el cambio". Aparecen como si no tuviésemos conciencia del rosario de fracasos y mentiras que nos han traído esas coaliciones. Que nuestra memoria no guardó la que denominaron "Unidad Nacional"  o la Coordinadora Democrática y la Mesa de Unidad Democrática (MUD), ésta nacida el 8 de junio de 2009 luego del show del Acuerdo de Unidad Nacional.

Recientemente volvieron a maquillar y disfrazar de "Frente Amplio Venezuela Libre" los mismos parapetos. Frente Amplio que hizo su debut comenzando marzo de este año e integrado por los mismos innobles politicastros unidos a una que otra cara fresca que, por supuesto, no más integrarse a ellos se hace mustia.

Y como le leí a un tuitero activo: "Que patética se ha vuelto la vida política en este país, que la 'Concertación por el cambio' tiene los mismos rostros de hace 40 años", y esos mismos aferrados a un leño podrido como Henri Falcón y convencidos que aún tienen algo de posibilidades de seguir engañando incautos, aparecen al lado del que con tanta pertinencia millones de venezolanos le han llamado "Falsón". Aparecen en otro chocante sainete donde vuelven con el cuento de "…una plataforma parte de la oposición venezolana, en la que debemos conciliar y entendernos con la MUD, con el Frente Amplio, para juntos afrontar la realidad del país; para derrotar a Maduro y acabar con el colapso que ha generado su mal Gobierno", todo coherente -por supuesto- con aquella guaracha que creo tocaba la orquesta Billos Caracas Boy y que aseguraba "Yo te digo, el día, yo te digo el mes, pero el año no te lo digo, ya te lo diré…"

Y esos rostros que no generan otra cosa que repulsa son los de Henri Falcón, Enrique Ochoa Antich, el desabrido que se jura multisapido, Felipe Mujica, el eterno comparsa, el utility dispuesto a jugar la posición que le manden los que le mantienen. Claudio Fermín, el siempre ampuloso, jurándose líder cuando ya es tiempo de que asuma que tiene que déclarer forfait. Y como guinda, el crapuloso Timoteo Zambrano, quien para el aviso del "estreno", previo se reunió con la versión de "Cerebro" que representa Rodríguez Zapatero, así Cerebro y Pinky Zambrano (La adaptación local de la comiquita Animaniacs) convencidos de que pueden manejar nuestro mundo venezolano y por supuesto darle una repintada al manoseado diálogo, siempre tan útil a Maduro y su pandilla, retoman la quisicosa seguros que aún tiene vida.

Por eso, ya basta de estarle dejando en manos de esa caterva de pillos el destino de una nación. Basta de permitir tan siquiera que un vagabundo como Falcón tenga el descaro de declarar que no descarta participar en próximas jornadas de diálogo con sectores políticos y sociales, porque sin escrúpulos ni sensibilidad ante tanto dolor y tantas lágrimas, este bellaco insulta a la ciudadanía que fue enfática el 20 de mayo al dejarle desierta su farsa electorera. Falcón creyéndose capaz de convocar diciendo: "Estamos dispuestos a sentarnos con quien haya que sentarnos. El objetivo es concertar soluciones a las problemáticas que atraviesa la nación, producto de la guerra no convencional promovida desde el extranjero…"

Allí lo tienen pues, no es Maduro, no es su régimen de narchochoros asesinos, no es el castrochavismo terminando de devastar Venezuela, ¡No!, es "Una guerra no convencional" que para este Maestro Técnico de la ambición sin razón, este Chavecito versión regulada, la mantiene el mundo democrático y sus grandes líderes.

Así que basta de permitirles ganarles tiempo a los canallas que comparten con ellos la ruindad. Basta de ruidos que generan sus putrefactos intereses. Basta de que crean que somos tan ingenuos para consentir que unos cómplices y corruptos se nos presenten como parte de un grupo capaz de reconstruir Venezuela. Que se den cuenta ya de que por fortuna bien se nos muestra la honradez, la valentía, la rectitud, la tenacidad y que a esas cualidades fundamentales que ya vemos en una líder como María Corina Machado, vamos a sumar la fuerza liberadora que solo la ciudadanía puede desatar.

Últimas noticias

Mas Noticias