La Torre Eiffel estrena el pase verde que ya es obligatorio en Francia