Boca y River, se necesitan dos para bailar tango