Un avión de pasajeros aterrizó de emergencia en Nueva Zelanda luego de que se incendiara uno de sus motores

La aerolínea Virgin Australia aseguró que la tripulación y los pasajeros se encuentran en buen estado de salud y que investigará lo sucedido

Guardar

Nuevo

Imagen del avión en pleno vuelo

Un avión de pasajeros aterrizó el lunes de forma segura en un aeropuerto de Nueva Zelanda después de que uno de sus motores se parase debido a un incendio, según el servicio de bomberos neozelandés.

El Boeing 737-800 de Virgin Australia con destino a Melbourne, Australia, aterrizó en la ciudad neozelandesa de Invercargill después de que el fuego obligara a desviar la aeronave.

Había camiones de bomberos esperando al avión a su llegada a Invercargill, unos 50 minutos después de que despegara de Queenstown, indicó Lyyn Crosson, supervisora de turno del servicio contra incendios y emergencias de Nueva Zelanda.

En un primer momento se desconocían la causa del fuego y el número de personas que iban a bordo del avión, indicó Chaterine Ning, vocera del aeropuerto de Queenstown.

El director de operaciones de Virgin Australia, Stuart Aggs, dijo a Newsweek que: “El vuelo VA148 de Virgin Australia desde Queenstown al aeropuerto de Invercargill aterrizó de manera segura luego de un posible choque con un pájaro en el despegue esta tarde”.

Imagen del vuelo y como tuvo que desviarse por el problema en el motor.
Imagen del vuelo y como tuvo que desviarse por el problema en el motor.

Añadió que el avión “fue recibido por los servicios de emergencia en el aeropuerto de Invercargill. La seguridad de nuestros huéspedes y tripulación es nuestra máxima prioridad”.

“En este momento, no tenemos conocimiento de ninguna lesión física entre los huéspedes o la tripulación. El personal de los servicios de emergencia está en tierra en el aeropuerto de Invercargill”, dijo.

Aggs agregó: “El avión, un Boeing 737-800 registrado como VH-YIV, partió de Queenstown aproximadamente a las 6:00 p. m. hora local y aterrizó de manera segura en Invercargill aproximadamente a las 6:50 p. m. Había 67 invitados y 6 tripulantes a bordo”.

“Deseamos expresar nuestro agradecimiento por el apoyo del aeropuerto de Invercargill, los servicios de emergencia, los miembros del equipo local de Air New Zealand y nuestra tripulación a bordo para ayudar en el esfuerzo de respuesta de esta noche”.

Por su parte un portavoz de Fire Emergency New Zealand le dijo al mismo medio que “Los equipos de bomberos y emergencias acudieron al aeropuerto de Invercargill esta tarde tras recibir informes de que un avión se había desviado del aeropuerto de Queenstown alrededor de las 6 de la tarde. Se informó que las llamas provenían de un motor.

La aerolínea no reportó ningún herido. (Con Chronis/AAP Image vía AP)
La aerolínea no reportó ningún herido. (Con Chronis/AAP Image vía AP)

“Los camiones de bomberos de Invercargill y Kingswell asistieron junto con el equipo de bomberos del aeropuerto de Invercargill y con el apoyo de una unidad de comando. El avión aterrizó sin problemas y los equipos de Bomberos y Emergencias abandonaron la escena”.

Queenstown, que tiene 53.000 habitantes, es un popular destino turístico en la Isla Sur de Nueva Zelanda conocido por sus zonas de esquí, turismo de aventura y las vistas de montañas.

La tasa de impactos de aves en aviones en los aeropuertos de Nueva Zelanda es de unos cuatro por cada 10.000 movimientos de aeronaves, según el sitio web de la agencia reguladora aérea del país. Las consecuencias de esos episodios pueden ser de distinta gravedad en función de en qué parte de la aeronave se produzca el impacto, el tamaño del pájaro y la reacción del piloto, según la agencia.

(con información de AP)

Guardar

Nuevo