La Casa Blanca pidió a Israel y al Líbano restablecer la calma tras nuevos enfrentamientos en la frontera

Este jueves el grupo terrorista Hezbollah atacó por partida doble dos localidades del norte de Israel en respuesta a la muerte de ocho libaneses la víspera

Paramédicos buscan posibles víctimas entre los escombros de un centro de atención sanitaria destruido en un ataque aéreo israelí, en Hebbariye, una localidad del sur de Líbano, el 27 de marzo de 2024. (AP Foto/Mohammed Zaatari)

Estados Unidos reclamó este jueves a Israel y Líbano “máxima prioridad” para restaurar la calma tras nuevas hostilidades en la frontera y ataques israelíes contra la organización islamista Hezbolá.

“Restaurar la calma a lo largo de esa frontera sigue siendo una máxima prioridad para el presidente (Joe) Biden y para su gobierno, y creemos que tiene que ser de suma importancia también para Líbano e Israel”, dijo a periodistas el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

Este jueves el grupo terrorista Hezbollah atacó por partida doble dos localidades del norte de Israel en respuesta a la muerte de ocho libaneses la víspera, mientras que el Estado israelí respondió a varios lanzamientos en medio de la preocupación por la creciente escalada entre las partes.

Además de cuatro acciones contra objetivos militares, Hezbollah reivindicó a lo largo del día dos ataques contra las localidades israelíes de Goren y Shlomi, uno de ellos con proyectiles y artillería, y el otro con misiles, según una serie de comunicados emitidos por la formación.

El corresponsal Ali Shoaib de la televisión Al Manar, perteneciente al movimiento chií, aseguró que el grupo terrorista utilizó por primera vez contra poblaciones israelíes misiles de alto calibre tipo ‘Burkan’, proyectiles con ojivas de hasta media tonelada hasta ahora usados solo para objetivos militares.

Las acciones contra estas localidades fueron una respuesta a sendos bombardeos israelíes que anoche mataron a al menos ocho personas en dos puntos del sur del Líbano, entre ellos combatientes de distinto signo, paramédicos y civiles.

Un avión de combate israelí sobrevuela una zona cercana a la frontera entre Líbano e Israel, visto desde un lugar no revelado en el lado israelí de la frontera, el 29 de febrero de 2024 (Líbano, Hizbulá/Hezbolá) EFE/EPA/ATEF SAFADI

Por su parte, el Ejército israelí anunció que sus defensas antiaéreas interceptaron este miércoles un objeto procedente del territorio libanés y que respondió a “numerosos” lanzamientos desde el otro lado de la frontera.

La jornada de ayer fue una de las más sangrientas en casi medio año de enfrentamientos, con 15 muertos en el Líbano y al menos uno más en Israel.

La misión de paz de la ONU en el Líbano (FINUL) expresó hoy su preocupación por el “aumento de la violencia” fronteriza y reiteró su disposición a apoyar una salida negociada a la crisis, incluyendo a través de reuniones a tres bandas.

Es imperativo que esta escalada termine inmediatamente, urgimos a todas las partes a que dejen sus armas y comiencen un proceso hacia una solución sostenible política y diplomática”, llamaron los Cascos Azules en un comunicado.

En este contexto, las fuerzas israelíes anunciaron la conclusión de unos entrenamientos para reforzar sus capacidades ofensivas en la divisoria con el Líbano, en los que participaron los comandantes de división, de brigada y de batallón a cargo de esa región.

Israel y Hizbulá están enzarzados en intenso fuego cruzado desde el pasado 8 de octubre, un día después del estallido de la guerra de Gaza, y estos son sus peores choques desde el conflicto que libraron en 2006.

(Con información de EFE)