Jornada negativa en Wall Street y las bolsas europeas tras la decisión de la Reserva Federal sobre los tipos de interés

El parqué neoyorquino opera con pérdidas y Europa cerró con números a la baja un día después de que el organismo estadounidense mantuviera las tasas sin cambios: están en su nivel más alto en 22 años y podrían optar por nuevas subidas

Compartir
Compartir articulo
Operadores trabajan en la Bolsa de Nueva York (NYSE) en Nueva York, Estados Unidos (REUTERS/Brendan McDermid/Archivo)
Operadores trabajan en la Bolsa de Nueva York (NYSE) en Nueva York, Estados Unidos (REUTERS/Brendan McDermid/Archivo)

Los mercados bursátiles caen este jueves después de que la Reserva Federal de Estados Unidos mantuviera sin cambios los tipos de interés, pero indicara que podrían ser necesarias más subidas para controlar la inflación, una señal de la que se hicieron eco otros bancos centrales.

Los principales índices de Wall Street caían al mediodía (hora local, 15 GMT) con un -0,5% en el Dow Jones y 1,15% en el S&P 500.

Por su parte, Europa y Asia cerraron en números rojos.

La curva marca pérdidas este miércoles en la bosla de Frankfurt (Reuters)
La curva marca pérdidas este miércoles en la bosla de Frankfurt (Reuters)

El miércoles, en un movimiento calificado por los analistas como “de línea dura”, la Reserva Federal mantuvo los tipos en su nivel más alto en 22 años, pero indicó que es probable que se produzca otra subida en 2023 para atajar la inflación estadounidense.

Su “diagrama de puntos”, que sirve de guía para los futuros tipos, mostró que el año que viene podría haber sólo dos recortes, en lugar de los cuatro previstos anteriormente.

“La postura de la Reserva Federal ha provocado un pequeño tambaleo en los mercados, pero no estoy convencido de que el banco central se tome tan en serio la subida de tipos como afirma”, declaró a la AFP Craig Erlam, analista de OANDA. “Los inversores desconfían de que el banco central haga saltar la economía por los aires, por eso hoy vemos un mar de rojos”.

Sin embargo, Chris Beauchamp, de la plataforma de negociación IG, dijo que el desplazamiento del gráfico de puntos de la Fed podría cambiar la percepción sobre su voluntad de mantener los tipos más altos durante más tiempo.

“Nadie esperaba realmente que la pausa fuera acompañada de un cambio tan drástico en los gráficos de puntos, pero quizás esta vez el mercado crea realmente que la Fed está decidida a dejar los tipos en sus elevados niveles actuales hasta que la inflación esté bien y verdaderamente muerta”, dijo.

Jerome Powell, titular de la Reserva Federal (Reuters)
Jerome Powell, titular de la Reserva Federal (Reuters)

El Banco de Inglaterra también decidió congelar su tipo de interés oficial el jueves, manteniéndolo en el 5,25% tras 14 subidas, el nivel más alto en más de 15 años.

El mercado bursátil londinense invirtió sus pérdidas inmediatamente después de la decisión del Banco de Inglaterra, pero volvió a hundirse en números rojos, mientras que la libra esterlina se despeñó a un mínimo de seis meses de 1,2234 dólares, antes de recuperarse a alrededor de 1,23 dólares.

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra se mostró dividido, votando 5-4 a favor de pausar el ciclo de endurecimiento monetario un día después de que los datos mostraran una sorprendente caída de la inflación británica en agosto.

“Sería necesario un mayor endurecimiento de la política monetaria si hubiera indicios de presiones inflacionistas más persistentes”, declaró el BoE.

Fawad Razaqzada, analista de mercado de City Index y Forex.com, dijo que el BoE “decidió errar por el lado de la cautela”. “Claramente, el BoE está preocupado por el rendimiento económico de la nación, que ha sido bastante chocante”, dijo.

Por otra parte, los bancos centrales sueco y noruego subieron sus tipos de interés en un cuarto de punto cada uno, alegando que la inflación sigue siendo demasiado alta. El Banco Nacional de Suiza, por su parte, mantuvo inesperadamente los tipos sin cambios, desbaratando las expectativas de una subida. Los tres bancos centrales advirtieron de que podrían ser necesarias más subidas, y los responsables noruegos afirmaron que “probablemente” volverán a subir los tipos en diciembre.

La atención se centrará el viernes en el Banco de Japón, cuyas autoridades han declarado recientemente que vigilan de cerca los mercados de divisas, lo que alimenta las especulaciones de que intervendrán para proteger al yen si sigue debilitándose.

En otros mercados, los precios del petróleo se recuperaron de las pérdidas anteriores.

Los precios del petróleo subieron, continuando su marcha hacia los 100 dólares por barril y creando nuevas preocupaciones inflacionistas.

(Con información de AFP)