Los cálculos matemáticos que hacen los hijos para poder heredar la casa de sus padres en Estados Unidos

Los crecientes costos de las remodelaciones, los impuestos a la propiedad, los servicios públicos y el mantenimiento de las viviendas está obligando a las personas a tener que deshacerse de las propiedades

Compartir
Compartir articulo
Un letrero de "Se vende" afuera de una casa residencial en el vecindario Queen Anne de Seattle, Washington, EEUU (REUTERS/Karen Ducey/Foto de archivo)
Un letrero de "Se vende" afuera de una casa residencial en el vecindario Queen Anne de Seattle, Washington, EEUU (REUTERS/Karen Ducey/Foto de archivo)

Para muchas personas heredar la casa de los padres representa a menudo una decisión tanto emocional como financiera. Es que actualmente, en los Estados Unidos, los impuestos a la propiedad y los servicios públicos dificultan que los hijos adultos se aferren a la vivienda.

Es por este motivo que actualmente, una de las primeras cosas que hacen muchas personas en EEUU cuando heredan la casa de sus padres en estos días es poner un cartel de venta.

Los crecientes costos de las remodelaciones y el mantenimiento de las casas está obligando a las personas a tener que deshacerse de las propiedades, dicen los asesores financieros.

Los precios más altos de la vivienda y las tasas hipotecarias a menudo también han hecho que sea poco práctico para los herederos comprar a sus hermanos, dijo Dick Stoner a The Wall Street Journal, quien es un agente de bienes raíces en Rockville, Maryland.

Los altos precios de las viviendas de los últimos años han hecho que la decisión de vender sea aún más atractiva. Las ganancias de la venta de la casa pueden ayudar a asegurar sus finanzas y ahorrar para otros objetivos, como la jubilación.

Dinero sobre valor sentimental

Dejarle un hogar a los hijos sigue siendo una de las prioridades para las familias, así como una forma común de transferir riqueza.

Más de las tres cuartas partes de los padres en EEUU planean dejarles un hogar para sus hijos cuando mueran, según una encuesta de Charles Schwab de 2023 hecha a más de 700 inversores estadounidenses entre las edades de 27 y 95 años.

Algunos hijos pueden rehusarse a vender por razones sentimentales, pero las finanzas a menudo ganan. Casi el 70% de los que esperan heredar una casa de sus padres planean venderla, aseguró la encuesta.

Se ve una casa de niños cerca de un cartel de venta de bienes raíces en un vecindario (REUTERS/Lars Hagberg/Foto de archivo)
Se ve una casa de niños cerca de un cartel de venta de bienes raíces en un vecindario (REUTERS/Lars Hagberg/Foto de archivo)

El aumento de los costos es uno de los cálculos más importantes que hacen los herederos para poder decidir si conservar o no una casa familiar, dicen los agentes inmobiliarios.

Por ejemplo, el costo más alto para asegurar casas costeras en el sureste de EEUU está empujando a más herederos en el área a vender, le dijo Ruthie Ravenel a The Wall Street Journal, quien es una agente de bienes raíces en Charleston.

La inflación también ha hecho que las reparaciones y el mantenimiento de las propiedades más antiguas sean más caros, lo que lleva a algunos a favorecer las propiedades más nuevas que pueden ser más baratas de mantener y asegurar, dijo Ravenel.

El desinterés por quedarse con la casa de los padres se ha convertido en una tendencia generacional.

La renovación es costosa y lo que una generación ve como tendencia, la otra puede no hacerlo. Por ejemplo, las nuevas generaciones de herederos en su mayoría no quiere muebles antiguos, en su lugar prefieren un look más “chic”, moderno, dijo Wilbur.

“Si bien la casa de mamá y papá puede ser agradable, es posible que los niños no quieran vivir en ella y consideren demasiado costosa renovarla a su estilo”, le dijo al Journal.

Sin embargo, es más probable que los herederos se queden con las casas de vacaciones y las propiedades secundarias, al menos durante algunos años, especialmente si se encuentra en un lugar atractivo, dicen los planificadores financieros.

Un letrero de "vendido" se ve afuera de una casa recientemente comprada en Washington (REUTERS/Sarah Silbiger)
Un letrero de "vendido" se ve afuera de una casa recientemente comprada en Washington (REUTERS/Sarah Silbiger)

“Si varios miembros de la familia heredan una casa de vacaciones, debe haber una manera de dividir los costos de mantenimiento de manera justa y crear un cronograma de uso que sea del agrado de todos”, aseguró Jeff Fishman, asesor financiero en Los Ángeles.

El problema de los impuestos

Los impuestos siguen siendo una razón clave por la que muchos herederos venden relativamente pronto, dicen los asesores financieros.

“Muchas decisiones financieras hoy en día dependen mucho de la tasa, así que elimine las emociones o arriésguese a hacer algo de lo que pueda arrepentirse más tarde”, dijo Fishman al Wall Street Journal.

Cualquier aumento en el valor después de la muerte de una persona se grava como ganancias de capital a largo plazo, y esas tasas son más bajas que las tasas de ganancias a corto plazo. Pero si una casa se vende rápidamente, es probable que haya poca ganancia, si es que hay alguna, y poco o ningún impuesto, puntualizó Smith.

Seguir leyendo: