Por primera vez en 17 meses, cayó la inflación interanual en Europa

Fue del 10 por ciento, con la energía como la categoría de mayor impacto en los precios en comparación con el mismo mes del año anterior. España es el socio del bloque que registró el menor aumento, mientras que los países bálticos son los más afectados

Una tienda de comestibles Edeka durante la pandemia en Dusseldorf, Alemania (REUTERS/Wolfgang Rattay)
Una tienda de comestibles Edeka durante la pandemia en Dusseldorf, Alemania (REUTERS/Wolfgang Rattay)

La inflación interanual de la eurozona cayó seis décimas en noviembre, hasta el 10 %, en comparación con el 10,6 % registrado un mes antes y que marcó entonces un nuevo máximo histórico en los países de la moneda común, según el dato preliminar publicado hoy por Eurostat.

Se trata, por tanto, de la primera bajada de la inflación interanual en la zona euro desde junio de 2021, cuando se situó en el 1,9 % y emprendió una senda continua al alza en la que fue batiendo mes a mes cotas nunca vistas hasta rebasar los dos dígitos el mes pasado.

La inflación subyacente, que excluye los productos energéticos, los alimentos, el tabaco y las bebidas por tener un comportamiento más volátil, se mantuvo en noviembre estable en un 5 %. Si se excluyen solo energía y alimentos, se situó en el 6,6 % (dos décimas más).

De nuevo la energía repitió como la categoría de productos con un mayor incremento de los precios en comparación con el mismo mes del año anterior, aunque el aumento del 34,9 % observado en noviembre es inferior al 41,5 % del mes anterior y al 42 % visto en junio, cuando experimentó el mayor alza.

Continúan también aumentando su inflación los alimentos procesados, el alcohol y el tabaco, con un incremento del 13,6 % que es más de un punto superior al 12,4 % registrado en octubre.

El encarecimiento de los alimentos no elaborados, por contra, retrocedió al 13,8 % frente al 15,5 % del mes anterior.

Por otro lado, los bienes industriales no energéticos registraron una inflación del 6,1 %, una tasa idéntica a la observada el mes anterior, mientras que el precio de los servicios creció un 4,2 %, una décima menos.

Por países, España se convierte en el socio de la moneda común con menor inflación teniendo en cuenta la tasa del IPC armonizado que Eurostat utiliza para que los datos de los países de la eurozona sean comparables.

Un cliente se prepara para pagar en la tienda de comestibles Hermanos Cadenas en un mercado de Madrid, España, 12 de agosto de 2022. REUTERS/Susana Vera
Un cliente se prepara para pagar en la tienda de comestibles Hermanos Cadenas en un mercado de Madrid, España, 12 de agosto de 2022. REUTERS/Susana Vera

En noviembre, la inflación española en tasa armonizada fue del 6,6 %, mientras que la de Francia, el país con menor crecimiento de los precios hasta ahora, se situó en un 7,1 %. Después se encuentran Malta (7,2 %), Luxemburgo (7,3 %), Chipre (8,3 %) e Irlanda, Grecia y Finlandia (los tres con 9 %).

Por encima de los dos dígitos se mantienen Portugal (10,3 %), Bélgica (10,5 %), Eslovenia (10,8 %), Austria (11,1 %), Países Bajos (11,2 %), Alemania (11,3 %), Italia (12,5 %) y Eslovaquia (15,1 %).

Los países bálticos, por último, siguen siendo los socios del euro más afectados con el crecimiento de los precios, todos ellos con tasas de inflación interanual que superan el 20 %: Letonia un 21,7 % y Lituania y Estonia un 21,4 %.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR