Meta desactivó una la operación más grande de propaganda falsa de Rusia sobre Ucrania desde el inicio de la guerra

Los sitios contenían enlaces a noticias falsas y desinformación. Se utilizaron más de 1.600 cuentas apócrifas de Facebook para difundir el contenido en el país invadido por las tropas de Putin, Alemania, Italia, Francia y el Reino Unido

“Creo que esta es probablemente la operación de origen ruso más grande y compleja que hemos interrumpido desde el comienzo de la guerra en Ucrania a principios de este año”.  REUTERS/Arnd Wiegmann/File Photo
“Creo que esta es probablemente la operación de origen ruso más grande y compleja que hemos interrumpido desde el comienzo de la guerra en Ucrania a principios de este año”. REUTERS/Arnd Wiegmann/File Photo

Una red de desinformación en expansión que se originó en Rusia buscó usar cientos de cuentas falsas de redes sociales y docenas de sitios web de noticias falsas para difundir puntos de conversación del Kremlin sobre la invasión de Ucrania, reveló Meta el martes.

La empresa, propietaria de Facebook e Instagram, dijo que identificó y deshabilitó la operación antes de que pudiera ganar una gran audiencia. No obstante, Facebook dijo que fue el esfuerzo de propaganda ruso más grande y complejo que ha encontrado desde que comenzó la invasión.

La operación involucró a más de 60 sitios web creados para imitar sitios de noticias legítimos, incluido el periódico The Guardian en el Reino Unido y Der Spiegel de Alemania. Sin embargo, en lugar de las noticias reales reportadas por esos medios, los sitios falsos contenían enlaces a propaganda rusa y desinformación sobre Ucrania. Se utilizaron más de 1.600 cuentas falsas de Facebook para difundir la propaganda entre audiencias de Alemania, Italia, Francia, el Reino Unido y Ucrania.

Los hallazgos destacaron tanto la promesa de las empresas de redes sociales de vigilar sus sitios como el peligro que sigue planteando la desinformación.

“Video: ¡Se revela una falsa puesta en escena en Bucha!” afirmó una de las noticias falsas, que culpaba a Ucrania por la masacre de cientos de ucranianos en una ciudad ocupada por los rusos.

El Kremlin ha utilizado desinformación en línea y teorías de conspiración en un esfuerzo por debilitar el apoyo internacional a Ucrania. REUTERS/Alexander Ermochenko
El Kremlin ha utilizado desinformación en línea y teorías de conspiración en un esfuerzo por debilitar el apoyo internacional a Ucrania. REUTERS/Alexander Ermochenko

Las cuentas falsas de las redes sociales se utilizaron luego para difundir enlaces a las noticias falsas y otras publicaciones y videos prorrusos en Facebook e Instagram, así como en plataformas como Telegram y Twitter. La red estuvo activa durante todo el verano.

“En algunas ocasiones, el contenido de la operación fue amplificado por las páginas oficiales de Facebook de las embajadas rusas en Europa y Asia”, dijo David Agranovich, director de interrupción de amenazas de Meta. “Creo que esta es probablemente la operación de origen ruso más grande y compleja que hemos interrumpido desde el comienzo de la guerra en Ucrania a principios de este año”.

Las actividades de la red fueron notadas por primera vez por reporteros de investigación en Alemania. Cuando Meta comenzó su investigación, descubrió que los sistemas automatizados de Facebook ya habían eliminado muchas de las cuentas falsas. Miles de personas seguían las páginas de Facebook de la red cuando fueron desactivadas a principios de este año.

Los investigadores dijeron que no podían atribuir directamente la red al gobierno ruso. Pero Agranovich destacó el papel desempeñado por los diplomáticos rusos y dijo que la operación se basó en algunas tácticas sofisticadas, incluido el uso de múltiples idiomas y sitios web impostores cuidadosamente construidos.

Desde que comenzó la guerra en febrero, el Kremlin ha utilizado desinformación en línea y teorías de conspiración en un esfuerzo por debilitar el apoyo internacional a Ucrania. Grupos vinculados al gobierno ruso acusaron a Ucrania de organizar ataques, culparon de la guerra a acusaciones infundadas de desarrollo de armas biológicas por parte de Estados Unidos y retrataron a los refugiados ucranianos como criminales y violadores.

 Se utilizaron más de 1.600 cuentas falsas de Facebook para difundir la propaganda entre audiencias de Alemania, Italia, Francia, el Reino Unido y Ucrania. Sputnik/Gavriil Grigorov/Pool via REUTERS
Se utilizaron más de 1.600 cuentas falsas de Facebook para difundir la propaganda entre audiencias de Alemania, Italia, Francia, el Reino Unido y Ucrania. Sputnik/Gavriil Grigorov/Pool via REUTERS

Las plataformas de redes sociales y los gobiernos europeos han tratado de sofocar la propaganda y la desinformación del Kremlin, solo para ver que Rusia cambia de táctica.

Un mensaje enviado a la Embajada de Rusia en Washington, DC, solicitando una respuesta a las acciones recientes de Meta no fue respondido de inmediato.

Los investigadores de Meta Platforms Inc., con sede en Menlo Park, California, también expusieron una red mucho más pequeña que se originó en China e intentó difundir contenido político divisivo en los EE. UU.

La operación llegó solo a una pequeña audiencia de EE. UU., y algunas publicaciones recibieron solo una participación. Las publicaciones también hicieron algunos movimientos de aficionados que demostraron que no eran estadounidenses, incluidos algunos errores torpes en el idioma inglés y el hábito de publicar durante el horario laboral chino.

A pesar de su ineficacia, la red se destaca porque es la primera identificada por Meta que se dirigía a los estadounidenses con mensajes políticos antes de las elecciones de mitad de período de este año. Los mensajes chinos no apoyaban a un partido ni al otro, pero parecían decididos a provocar la polarización.

“Si bien fracasó, es importante porque es una nueva dirección” para las operaciones de desinformación chinas, dijo Ben Nimmo, quien dirige la inteligencia de amenazas globales para Meta.

(con información de AP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR