El régimen de Corea del Norte registró más de 134.000 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas

Desde el inicio del primer brote de COVID-19, el país asiático, con una población de cerca de 25 millones de personas, ha registrado más de 2,94 millones de contagios

Voluntarios llevan a cabo un control de temperatura durante una campaña antivirus en Pionyang, Corea del Norte
Voluntarios llevan a cabo un control de temperatura durante una campaña antivirus en Pionyang, Corea del Norte

Las autoridades sanitarias de la dictadura de Corea del Norte han notificado este martes 134.510 nuevas infecciones de coronavirus y ningún fallecido por el virus doce días después de confirmar el primer brote de la enfermedad en el país asiático.

Desde el inicio del primer brote de COVID-19, Corea del Norte, con una población de cerca de 25 millones de personas, ha registrado más de 2,94 millones de contagios, de los cuales 2,54 se ha recuperado de la enfermedad. En total 68 personas han muerto con coronavirus.

Sin embargo, debido a la falta de medios para confirmar contagios de coronavirus, las autoridades sanitarias están informando de infecciones por una extraña “fiebre”. Gran parte de la comunidad internacional, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha ofrecido a prestar a ayuda a Pyongyang, si bien desde la nación asiática no se ha respondido.

Los funcionarios del sector médico del Ejército de Corea dirigen una campaña de prevención de la epidemia con decenas de equipos móviles de tratamiento y suministro de medicamentos, ha informado la agencia KCNA.

Aunque desde el extranjero se ve la evolución de la pandemia con cierta preocupación, desde dentro de las fronteras norcoreanas se ha informado de que se ha logrado contener y reducir la propagación de la pandemia, según recoge la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Las autoridades de Corea del Norte confirmaron el pasado 12 de mayo su primer caso de coronavirus más de dos años después del estallido de la pandemia a nivel mundial.

coronavirus kim jong-un

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, asistió el domingo a un funeral de Estado de un alto cargo militar del país, mientras su territorio se encuentra haciendo frente a la rápida propagación de una fiebre aparentemente vinculada al coronavirus.

Los medios norcoreanos difundieron este lunes imágenes del acto, al que asistieron mas de un millar de oficiales y soldados, reunidos en honor al mariscal Hyon Chol-hae, un asesor general del Ministerio de Defensa, que falleció la semana pasada.

Kim ayudó a cargar el ataúd de Hyon hacia el coche fúnebre y también recibió el féretro en la entrada del cementerio, según se comprende a partir de las imágenes difundidas por la televisión estatal KCTV y la agencia de noticias KCNA.

El líder norcoreano era prácticamente el único de los asistentes que no llevaba mascarilla en las fotografías (a excepción de los músicos y algún que otro soldado), mientras acompañó a la comitiva de la familia con otros miembros del politburó hasta dar sepultura al fallecido en el camposanto.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR