Corea del Norte reportó 232.880 nuevos contagios de COVID-19 y reconoció que hubo negligencia para atender la pandemia

Los medios de la dictadura han informado sobre 62 muertos por la enfermedad durante las últimas 24 horas

Corea del Norte reportó otras seis muertes aparentemente ligadas al COVID
Corea del Norte reportó otras seis muertes aparentemente ligadas al COVID

Corea del Norte reportó este miércoles otras seis muertes aparentemente ligadas a la COVID y 232.880 nuevos casos potenciales una semana después de confirmar la detección del virus por primera vez, al tiempo que el dictador Kim Jong-un criticó negligencias en la respuesta inicial a la emergencia sanitaria.

El número total de fallecidos asciende a 62, informó la agencia de noticias KCNA, que habló de 1,71 millones de casos de “fiebre” (Corea del Norte apenas tiene capacidad para testar) desde que el virus empezó a propagarse, según el régimen, a final de abril, con 1,02 millones de personas recuperadas y unas 691.170 aún bajo tratamiento.

La situación en el empobrecido país preocupa por lo contagiosa que ha demostrado ser la subvariante Ómicron detectada y por el hecho de que el régimen no ha puesto una sola vacuna, rechazó en 2021 la donación de casi cinco millones de dosis y no parece tener intención de diseñar aún un plan nacional de inoculación.

Los datos, de hecho, reflejan una transmisión muy rápida por todo el país (casi el 7 % de la población parece haberse contagiado en menos de un mes), con especial incidencia en la capital, Pyongyang, y en municipios con alta actividad económica y enlaces logísticos como Nampo (oeste), Kaesong (sur) o Rason (noreste).

Los medios del régimen han informado sobre 62 muertos por la enfermedad y de 232.880 nuevos casos potenciales durante las últimas 24 horas
Los medios del régimen han informado sobre 62 muertos por la enfermedad y de 232.880 nuevos casos potenciales durante las últimas 24 horas

Los últimos datos apuntan a que casi el 40 % de las muertes corresponden a mayores de 60 años, aunque a su vez casi un tercio de los fallecidos son menores de 20 años.

KCNA informó hoy también de que el politburó celebró otra reunión el martes dictador por Kim Jong-un en la que se analizó cómo “los principales funcionarios del Partido y los órganos estatales no han manejado adecuadamente los asuntos en la actual crisis de salud debido a la falta de experiencia”.

Kim habló de “inmadurez”, “actitudes negativas” o “flojera” en “la fase temprana” de la emergencia sanitaria, en la que, dijo, “el tiempo es vital”.

A su vez, alabó el nuevo sistema de “máxima emergencia” estatal a nivel epidémico, que según KCNA, ha movilizado a 3.000 militares para asegurar el suministro de medicinas o a 1,4 millones de funcionarios de salud pública, así como a estudiantes y profesores del sector médico.

Mientras, el Gobierno surcoreano dijo que el régimen ignoró, por tercer día, su comunicación para reunirse y tratar el envío de ayuda incondicional que Seúl ha prometido.

Varios medios han informado de aviones norcoreanos cargando suministros en aeropuertos chinos, mientras que Moscú y Pyongyang trataron ayer directamente el envío de ayuda.

Muchos expertos creen, sin embargo, que Corea del Norte, que lleva cerrada desde 2020, no aceptará el envío de vacunas porque implica recibir personal externo para asesorar las cadenas de frío.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR