Emmanuel Macron dialogará con Vladimir Putin buscando una desescalada militar en Ucrania

Será otro intento de llevar a vías diplomáticas las amenazas de invasión rusas a Ucrania. Hasta el momento, el deseo francés no ha resultado exitoso

Un nuevo diálogo a pesar de la suma de fracasos. En medio de la creciente tensión geopolítica en torno al destino de Ucrania, Emmanuel Macron busca con Vladimir Putin, que Rusia no se olvide de su naturaleza europea.
Un nuevo diálogo a pesar de la suma de fracasos. En medio de la creciente tensión geopolítica en torno al destino de Ucrania, Emmanuel Macron busca con Vladimir Putin, que Rusia no se olvide de su naturaleza europea.

No importa que Rusia cuestione los valores occidentales cada vez más abiertamente. No importa que la mayoría de los lideres mundiales, antes que él, ya se hayan golpeado la frente en los muros rojos soviéticos. Emmanuel Macron, intenta que Rusia regrese hacia su naturaleza europea, anclarla como sea, y encarrilar a discusiones diplomáticas la crisis en las fronteras de Ucrania.

El presidente francés espera un intercambio telefónico con su par Vladimir Putin con la meta de “continuar el diálogo”, explicó al Consejo de Ministros del país el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal. El inquilino del Palacio de los Elíseos, presionado por las tensiones crecientes, ánimos exasperados entre sus socios de Europa y Estados Unidos, pretende que “Rusia aclare sus posiciones”, convirtiéndose en un gestor de la desescalada.

Almanaque electoral en el mira, a poco más de dos meses de la renovación de su jefatura de gobierno, Macron, que además ostenta la presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea, alinea sus intentos para que una labor geopolítica exitosa lo proyecte con estatura suficiente para garantizar su reelección.

Sin embargo, la antesala no es alentadora. El presidente francés, que buscó entablar un diálogo fructífero con su homólogo ruso, procurará avanzar en negociaciones sabiendo de los desencantos del pasado. Después de haber empujado durante mucho tiempo caminos de entendimiento, las palabras y actitudes desde Moscú se han endurecido, volviéndose las agresiones repetidas en una amenaza con posibles consecuencias militares.

Las pretensiones de Macron han sido erosionadas sin tregua hasta el momento. Tanto, que el presidente francés ahora sostiene que “Rusia se ha convertido en una potencia de desequilibrio”.

Pero ademas el clima de la politica francesa es tormentoso. En Francia, desde la extrema derecha hasta la extrema izquierda, muestran simpatías con el Kremlin. Mientras, Macron, convencido europeísta, defensor de la autonomía estratégica del bloque, debe lidiar con la ambigüedad alemana en la crisis, lo que eleva un posible fracaso o éxito a una gestión diplomática con enormes consecuencias geopolíticas. Demasiado lejos, tanto a pesar del significado de las ambiciones rusas de invadir parte de los territorios del continente, socavando las bases de los Veintisiete y occidente.

Los escenarios: se exaspera la crisis ucraniana o degenera en una mesa de negociaciones. Pero no hay duda que el jefe de Estado francés quiere argumentar un papel central, un contacto directo con los grandes protagonistas del conflicto, Joe Biden y Vladimir Putin. A la vez, Macron sabe desde el comienzo que el Kremlin fuerza un diálogo que lo excluye siendo el estadounidense su único interlocutor.

Desde Moscú, el gobierno de Vladimir Putin cree que Francia se ha puesto del lado de Ucrania en las negociaciones sobre la aplicación del proceso de paz de Minsk, luego del conflicto por la anexión de Crimea.
Desde Moscú, el gobierno de Vladimir Putin cree que Francia se ha puesto del lado de Ucrania en las negociaciones sobre la aplicación del proceso de paz de Minsk, luego del conflicto por la anexión de Crimea.

Según la arenga diplomatica del Elíseo la charla se enfoca en la posibilidad de encausar un “un balance de la situación general, obtener visibilidad y entablar un diálogo exigente”. He aquí el objetivo del intercambio telefónico entre Emmanuel Macron y Vladimir Poutine, este viernes. No se menciona la palabra “desescalada”, pero es el tema de esta llamada telefónica, sobre las altas tensiones entre Ucrania y Rusia .

Desde Moscú, el gobierno ruso cree que Francia se ha puesto del lado de Ucrania en las negociaciones sobre la aplicación del proceso de paz de Minsk, en particular al apoyar la posición alemana que convierte a Rusia en parte interesada en el conflicto. París y Berlín han redoblado sus esfuerzos para relanzar su mediación entre rusos y ucranianos, este miércoles en el Elíseo, al impulsar la reunión en formato “Normandia”, encuentro que sin avances concretos, se ha presentado como un avance diplomático.

En tanto, Jean-Yves Le Drian, el Ministro de Asuntos Exteriores irá “muy pronto” a Ucrania con su homóloga alemana, Annalena Baerbock, divulgó la prensa francesa desde el Quai d’Orsay el viernes 28 de enero.

Por su parte, Estados Unidos anunció en un comunicado el jueves que había solicitado una reunión pública el lunes del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la crisis en torno a Ucrania debido a la amenaza que representa Rusia para la seguridad y la paz internacionales.

SEGUIR LEYENDO:











TE PUEDE INTERESAR