Las fuerzas kurdas anunciaron la toma de la cárcel de Hasaka tras una semana de combates con el Estado Islámico

Las Fuerzas Democráticas Sirias recalcaron que “todos los amotinados se han rendido” y dijeron que aumentarán la seguridad en otros centros para prevenir que esto vuelva a ocurrir

FOTO DE ARCHIVO. Imagen referencia de un guardia abriendo una puerta en el interior de una prisión que alberga a prisioneros extranjeros, sospechosos de formar parte del Estado Islámico, en Hasaka, Siria. 7 de enero de 2020. REUTERS/Goran Tomasevic
FOTO DE ARCHIVO. Imagen referencia de un guardia abriendo una puerta en el interior de una prisión que alberga a prisioneros extranjeros, sospechosos de formar parte del Estado Islámico, en Hasaka, Siria. 7 de enero de 2020. REUTERS/Goran Tomasevic

Las fuerzas de seguridad kurdas han anunciado la toma del control de la prisión de Ghueiran tras cerca de una semana de combates con el grupo yihadista Estado Islámico, que el 20 de enero lanzó un asalto con las instalaciones para intentar liberar a miles de reos.

“Nuestras fuerzas militares y de seguridad han puesto fin con éxito a la campaña ‘Martillo del Pueblo’. Hemos tomado el control total de la cárcel y todos los amotinados se han rendido”, ha indicado el Centro de Operaciones Militares y de Coordinación de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Allí se encontraban unos 3.500 hombres y unos 700 adolescentes prisioneros. Estos, los chicos del ISIS, vivieron su segunda gran tragedia. La primera fue cuando fueron captados y adoctrinados por los terroristas islámicos. La segunda, se desató en el momento en que los milicianos del Estados Islámico se lanzaron a liberar a los prisioneros de esta cárcel y terminaron usando a los chicos como escudos humanos.

Efectivos de las Fuerzas Democráticas Sirias realizan una búsqueda de militantes de Estado Islámico que escaparon de una cárcel en la localidad de Hasaka, en el norte de Siria. Enero 23, 2022, imagen tomada de un video. North Press Agency Digital/Handout via REUTERS
Efectivos de las Fuerzas Democráticas Sirias realizan una búsqueda de militantes de Estado Islámico que escaparon de una cárcel en la localidad de Hasaka, en el norte de Siria. Enero 23, 2022, imagen tomada de un video. North Press Agency Digital/Handout via REUTERS

Así, la cúpula de las FDS ha destacado en una rueda de prensa frente a la cárcel que “la protección de la población civil es la mayor prioridad” y ha recalcado que “seguirá haciendo todo lo posible para garantizar la seguridad en la región”.

“Las FDS se toman en serio la seguridad y siguen trabajando con la coalición internacional (encabezada por Estados Unidos)”, ha dicho el Centro de Operaciones en su cuenta en la red social Twitter, donde ha subrayado que “tras los sucesos en Hasaka, las fuerzas han aumentado la seguridad en múltiples instalaciones de detención y campamentos”.

El anuncio ha llegado horas después de que las FDS, encargadas de la seguridad de la prisión --que se encuentra en una zona de Siria bajo control de una administración kurda--, resaltara que mil reos encarcelados en Ghueiran se habían entregado a las fuerzas de seguridad y que 23 trabajadores raptados habían sido liberados.

Cárcel en Siria (Reuters)
Cárcel en Siria (Reuters)

Por su parte, el comandante del la misión ‘Resolución Inherente’, John Brennan Jr., ha indicado en un comunicado que “la coalición está del lado de los socios de las FDS, que han combatido con valentía y determinación en Hasaka”.

“Este no es un problema únicamente en esta ciudad. Es un problema global que requiere que muchas naciones se unan para desarrollar una solución duradera a largo plazo”, ha indicado, antes de agregar que “las prisiones provisionales en Siria son un campo de cultivo para la fracasada ideología de Estado Islámico”.

Asimismo, ha abogado por “investigar exhaustivamente las circunstancias que permitieron que este ataque tuviera lugar” y ha mostrado el compromiso de la coalición a la hora de “asesorar, asistir y dar capacidades a los socios en Irak y el noreste de Siria”.

Bandera de Estado Islámico
ALAA AL-MARJANI/SIRIA
Bandera de Estado Islámico ALAA AL-MARJANI/SIRIA

“Estado Islámico sigue siendo una amenaza existencial a la región y no debe permitírsele regenerarse”, ha manifestado Brennan, según un comunicado publicado por la operación ‘Resolución Inherente’ a través de su cuenta oficial en Twitter.

El asalto contra la prisión, que se ha saldado con más de 200 muertos, ha sido visto como una muestra del fortalecimiento del grupo yihadista, que durante los últimos meses ha incrementado sus ataques en partes de Irak y Siria.

Además, ha traído a la memoria la estrategia inicial de Estado Islámico con la operación ‘Rompiendo los Muros’ entre 2012 y 2013, que permitió liberar a muchos de sus líderes a través de una serie de fugas que reforzaron sus filas y permitieron una ofensiva relámpago en 2014 en Irak que posteriormente se expandió a Siria para conformar su ‘califato’.

(con información de EP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR