El Reino Unido analiza imponer restricciones con la mira en las festividades de fin de año

En el día en que volvió a ser obligatorio el uso de mascarillas en el transporte público y las tiendas, una asesora sugirió volver al teletrabajo y hay expectativa por la conferencia del primer ministro, Boris Johnson

Paseo navideño en Londres (Reuters)
Paseo navideño en Londres (Reuters)

A cuatro meses del “Día de la libertad”, en que el Reino Unido retiró todas las restricciones y medidas contra el COVID, las autoridades analizan la situación de cara a la nueva variante Ómicron y al posible aumento de contagios por las reuniones de las festividades de fin de año.

El primer ministro, Boris Johnson, tiene agendada una conferencia de prensa a las 16 (hora local y GMT) en la que ofrecerá detalles sobre las dosis de refuerzo (que se abrirán para todos los mayores de 18 años), pero también se espera que dé una actualización sobre los casos de la variante en territorio británico.

A su vez, la asesora médica adjunta del Gobierno británico, Jenny Harries, instó a todos los británicos a reducir sus contactos sociales ante el temor de que las vacunas pierdan eficacia frente a Ómicron. “Por supuesto, nuestros comportamientos en invierno -y sobre todo en Navidad- tienden a socializar más, así que creo que habrá que tener todo eso en cuenta”, declaró Harries al programa Today de Radio 4 de la BBC.

Además, resaltó que el consejo del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage) “ha mostrado que si hay un repunte significativo de casos″ se implementarán medidas como “trabajar desde casa”, actualmente dentro del llamado plan B o de contingencia que tiene preparado el Gobierno. “Es muy temprano aún, creo, pero sin duda, si vemos repuntes, entonces trabajar desde casa será una de las cosa buenas que hacer”, agregó.

Las mascarillas volvieron a ser obligatorias en las tiendas y el transporte público (Reuters)
Las mascarillas volvieron a ser obligatorias en las tiendas y el transporte público (Reuters)

No obstante, la experta fue desautorizada por un vocero de Downing Street, que aclaró que es una vocera y no una funcionaria del gobierno. “Eso no forma parte de nuestro plan”, indicó frente a la posibilidad de medida de teletrabajo.

A su vez, Daisy Cooper, vocera de salud del partido de los Liberal Demócratas se mostró de acuerdo con una vuelta al trabjao desde casa para evitar un aumento que “arruine” las festividades. “Boris Johnson debería regresar el teletrabajo. Todo lo que sabemos de este virus sugiere ser cautelosos y actuar con prontitud”, indicó.

Por el momento, con el surgimiento de la nueva variante, el Gobierno británico ha decidido extender la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus a todos los adultos mayores de 18 años, que podrán pedir esa inyección tres meses después de haber recibido la segunda.

Las medidas fueron anunciadas el lunes por el titular de Sanidad, Sajid Javid. A su vez, Johnson tildó estas nuevas reglas de “proporcionadas y responsables” y consideró que “nos comprarán tiempo ante la nueva variante”.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR