Los países del grupo “Amigos de Sudán” reclamaron la libertad de Abdalá Hamdok y la restitución de la constitucionalidad

Representantes de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Naciones Unidas, visitaron al depuesto Abdalá Hamdok para comprobar su estado de salud

Los países del grupo “Amigos de Sudán” reclaman la libertad del primer ministro y la restitución de la constitucionalidad (FOTO: REUTERS)
Los países del grupo “Amigos de Sudán” reclaman la libertad del primer ministro y la restitución de la constitucionalidad (FOTO: REUTERS)

Embajadores de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Naciones Unidas, entre otros, reclamaron la “plena restauración de la libertad” del primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, quien se encuentra en “buen estado de salud”, como pudieron comprobar los enviados al reunirse con él en su domicilio en la capital sudanesa, Jartum.

Así lo confirmó la Misión Integrada de Asistencia para la Transición de Naciones Unidas en Sudán (UNITAMS) a través de su perfil de Twitter, donde precisó que en la cita también participaron representantes de Francia, Alemania y Noruega.

Los embajadores comprobaron que Hamdok se encuentra en “buen estado” tras haber vuelto a su domicilio después de haber estado retenido como “invitado” en la casa de Abdelfatá al Burhan, el líder del Golpe de Estado perpetrado este lunes en el país africano.

El encuentro se produjo después de que la delegación de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Suiza reclamaron este miércoles en un comunicado conjunto tener acceso a Hamdok.

Representantes de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Naciones Unidas, visitaron al depuesto Abdalá Hamdok para comprobar su estado de salud (FOTO: EFE)
Representantes de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Naciones Unidas, visitaron al depuesto Abdalá Hamdok para comprobar su estado de salud (FOTO: EFE)

Posteriormente, el Grupo de Amigos de Sudán --compuesto por los países antes mencionados además de Suecia, Italia, Países Bajos, Canadá y España, emitió este miércoles un comunicado en el que condenó “enérgicamente” las “actividades militares en curso” en el país e instó a la “liberación inmediata de los funcionarios que han sido detenidos ilegalmente”.

“Los Amigos de Sudán piden la restauración de todos los acuerdos e instituciones de transición tal como se definen en el Documento Constitucional. Cualquier intento por parte de los militares de modificar unilateralmente estas disposiciones y poner fin a la asociación fundamental entre civiles y militares es inaceptable”, sostuvo el grupo en un comunicado difundido por la UNITAMS.

Para el bloque, las acciones de las fuerzas de seguridad “ponen en grave peligro” los logros políticos, económicos y legales de Sudán obtenidos “con tanto esfuerzo” durante los dos últimos años, así como “ponen en riesgo la seguridad, la estabilidad y la reintegración de Sudán en la comunidad internacional”.

“Las aspiraciones del pueblo sudanés a la democracia, los Derechos Humanos, la paz y la prosperidad son claras y se clamaron una vez más la semana pasada a través de protestas en todo el país”; ha recordado el Grupo de Amigos de Sudán, para urgir al “diálogo libre e inclusivo”, que es “el único camino a seguir”.

Los embajadores comprobaron que Hamdok se encuentra en “buen estado” tras haber vuelto a su domicilio (FOTO: REUTERS)
Los embajadores comprobaron que Hamdok se encuentra en “buen estado” tras haber vuelto a su domicilio (FOTO: REUTERS)

El golpe de Estado liderado por Al Burhan sigue a otro intento que se llevó a cabo a mediados de septiembre, según apuntaron las autoridades de transición, a cargo de un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas supuestamente vinculados con Al Bashir.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno inició una batería de reformas sociales y económicas y alcanzó un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.

Sin embargo, la intentona de septiembre derivó en un intercambio de críticas y acusaciones entre los elementos civiles y militares que ha ahondado la crisis política, incluidas peticiones por parte de Al Burhan para disolver el Gobierno, que derivaron en los últimos días en manifestaciones enfrentadas a favor de las autoridades de transición y el Ejército.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR