Israel aprobó un plan climático de más de 4.700 millones de dólares

Esta medida se ha aprobado a apenas una semana de la celebración de la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26), en Escocia

La ministra de Medio Ambiente de Israel, Tamar Zandberg
La ministra de Medio Ambiente de Israel, Tamar Zandberg

El Gobierno de Israel ha aprobado destinar más de 4.700 millones de dólares a un plan climático que involucrará a 13 ministerios y marcará una estrategia para la reducción de emisiones de carbono.

Esta medida se ha aprobado a apenas una semana de la celebración de la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26), en Escocia, la cual ha sido considerada por la ministra de Medio Ambiente, Tamar Zandberg, como “un catalizador” para impulsar el plan, recoge la cadena israelí i24 News.

Zandberg ha destacado que este último verano ha sido un “punto de inflexión” para el Gobierno a la hora de comprender “la intensidad y la urgencia de la crisis climática” tanto por los informes de organismos internacionales como “por los desastres” que se han visto “en todo el mundo”.

Por su parte, el primer ministro del país, Naftali Bennett, ha apuntado que la crisis climática es “uno de los temas centrales de la agenda global” y que “afecta” a las vidas de todos los ciudadanos y de las próximas generaciones.

Este plan incluye una serie de incentivos para desarrollar tecnologías innovadoras destinadas hacia el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejoras del tratamiento de desechos orgánicos, o fondos reservados para la transformación del transporte público con el uso de vehículos eléctricos o la mejora de la infraestructura para bicicletas, apunta el diario ‘The Times of Israel’.

Asimismo, tal y como ha detallado el portal Ynet, el proyecto cuenta con una serie de hasta cien pasos para combatir el cambio climatológico.

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett
El primer ministro de Israel, Naftali Bennett

El gobierno israelí hizo este domingo de la lucha contra el cambio climático una prioridad de “seguridad nacional” y se comprometió a “facilitar” las inversiones en energías renovables, días antes de la apertura de la COP26.

“La lucha contra el cambio climático es un nuevo interés de seguridad nacional para Israel”, indicó en un comunicado el gabinete del primer ministro, Naftali Bennett.

El pasado junio, el nuevo gobierno de coalición se fijó el objetivo de reducir un 27% las emisiones de gases con efecto invernadero para 2030 y un 85% para 2050 respecto a los niveles de 2015.

Para ello, el país, que es uno de los que menos invierten en transporte público de todos los Estados de la OCDE, prevé promover transportes que consuman menos energías.

“Hoy, el gobierno ha aprobado muchas decisiones para fomentar transportes limpios y de bajo consumo de carbono”, declaró Bennett, que tiene previsto asistir a la cumbre COP26, del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow.

“Queremos promover la innovación y facilitar [el trabajo] de los empresarios en el sector de las energías verdes”, declaró por su parte la ministra de Energía, Karine Elharrar.

El país quiere aprovechar el éxito de numerosas empresas de los ámbitos de la ciberseguridad, la defensa y las tecnologías financieras.

El sector de la alta tecnología da trabajo a algo más del 10% de la población activa de Israel.

(Con información de Europa Press)

SERGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR