El régimen de Kim Jong-un moviliza a los maestros para cosechar papas y tratar de evitar la hambruna en Corea del Norte

Los problemas de racionamiento y la crisis causada por la pandemia y los desastres naturales hacen que los maestros se estén convirtiendo en agricultores

El primer ministro de Corea del Norte, Kim Tok Hun, inspecciona los campos agrícolas e industriales ligeros en las provincias de Phyongan del Sur, Hwanghae del Norte y del Sur en esta foto sin fecha publicada el 24 de septiembre de 2021 por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte. (KCNA vía REUTERS)

El régimen de Kim Jong-un movilizó a los docentes para cosechar patatas en medio de problemas de racionamiento y crecientes temores por una crisis alimentaria en Corea del Norte, producto del aislamiento en el que la dictadura comunista mantiene el país.

Según el diario Daily NK, los docentes fueron movilizados en la provincia de Yanggang, en el norte del país.

Allí, el departamento de educación de la provincia asignó a los maestros locales su cuota de papa a partir del 25 de septiembre, es decir unos 10 días antes que el año pasado. Esto se debe a que las autoridades temen suministros insuficientes ya que se espera una mala cosecha para esta temporada.

De acuerdo al medio norcoreano, que cita a una fuente local, los maestros creen que no podrán alcanzar sus cuotas de papa a menos que comiencen temprano a desenterrar tubérculos. Así que comenzaron a cosechar patatas de forma competitiva.

Algunas escuelas incluso llegar a pedirle a los estudiantes que aporten el dinero necesario para cosechar y transportar las papas.

Delegados de la Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte visitan las estatuas del fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, y del difunto líder Kim Jong Il, en Pyongyang, en esta foto sin fecha publicada el 28 de septiembre de 2021 por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA vía REUTERS)

La fuente dijo que algunas escuelas primarias recolectaron el equivalente a 5.000 a 10.000 KPW (la moneda norcoreana, entre 5 y 10 dólares) por estudiante. Las escuelas secundarias recolectaron más de KPW 10.000 por estudiante, creyendo que los maestros necesitaban alcanzar sus cuotas para luego poder enseñar adecuadamente sus clases.

En cambio, a los maestros de jardín de infantes, que no participan en la cosecha, se les pide que contribuyan con dinero para desenterrar y enviar las papas.

“Se está movilizando a los maestros para la cosecha de papa a medida que entramos en otoño”, dijo la fuente a Daily NK. “La propaganda dice que educar a las generaciones futuras es un proyecto importante para el futuro. Pero, de hecho, con (las autoridades) incapaces de resolver los problemas de racionamiento, los maestros se están reduciendo a agricultores”.

“Con las recientes dificultades para llegar a fin de mes, los maestros a menudo piden sobornos a los estudiantes o padres”, agregó. “Debido a esto, la autoridad educativa en las escuelas se está derrumbando”.

Crisis causada por el covid y los desastres naturales

La economía de Corea del Norte registró en 2020 su mayor caída desde la mortífera hambruna en la década de 1990, debido al coronavirus, a los desastres naturales y a las sanciones internacionales que han machacado al país.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, pronuncia un discurso político en la Asamblea Popular Suprema (SPA) de la República Popular Democrática de Corea en esta foto sin fecha publicada el 30 de septiembre de 2021 (KCNA vía REUTERS)

El producto interior bruto se contrajo un 4,5% en 2020 en la mayor caída desde 1997, según las estimaciones del banco central de Corea del Sur, que durante años ha proporcionado la mejor contabilidad disponible de la actividad económica del hermético Estado.

Kim, que se comprometió a mejorar las condiciones de vida del país, con uno de los niveles de PIB per cápita más bajos del mundo, ha hecho saber a su pueblo y a su partido gobernante que su Estado está sufriendo. Ha emitido raras advertencias sobre las dificultades económicas y la escasez de alimentos, pero hasta ahora no ha mostrado ningún indicio de que esté dispuesto a retomar las conversaciones sobre la reducción de su arsenal nuclear a cambio de incentivos económicos de otros países, incluido Estados Unidos.

Seguir leyendo: