Lituania pidió ayuda a la Unión Europea para contener la ola migratoria derivada de la tensión con el régimen de Bielorrusia

“La protección de las fronteras exteriores de la UE es responsabilidad conjunta de todos los estados miembros”, señaló el presidente lituano, Gitanas Nauseda, tras la amenaza del dictador Alexander Lukashenko de dejar de contener la creciente cantidad de migrantes


Crece la preocupación en Lituania por la creciente llegada de migrantes ilegales (REUTERS/Ints Kalnins)
Crece la preocupación en Lituania por la creciente llegada de migrantes ilegales (REUTERS/Ints Kalnins)

El presidente lituano, Gitanas Nauseda, pidió ayuda a la Unión Europea (UE) en vista del fuerte aumento del número de personas que ingresan ilegalmente a su país a través de Bielorrusia, en medio del conflicto entre Bruselas y el régimen de Alexander Lukashenko.

“La protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea es responsabilidad conjunta de todos los estados miembros”, señaló el mandatario en una carta conjunta con el primer ministro esloveno, Janez Jansa, a los líderes del bloque continental.

Lituania se encuentra en una situación difícil y necesita ayuda para proteger y supervisar su frontera con la vecina Bielorrusia, según la misiva publicada este domingo en la web de la presidencia lituana.

El dictador bielorruso Lukashenko amenazó en reiteradas oportunidades a la Unión Europea con permitir el paso de refugiados de zonas de guerra en respuesta a las sanciones impuestas a su país. Lituania, que comparte casi 700 kilómetros de frontera, se ve particularmente afectada ante esa situación.

En las últimas semanas, miles de migrantes cruzaron la frontera de manera ilegal. El miércoles pasado las autoridades reportaron un balance récord de más de tres mil personas, según informó el Servicio Estatal de Guardia de Fronteras (SBGS).

Con la llegada de otros 171 migrantes registrados el martes se alcanzó así el total de 3.027 personas, de las cuales 1.910 proceden de Irak, que han cruzado hacia Lituania en lo que va de año, la mayor parte de ellas desde Bielorrusia.

Lituania levantó una cerca de alambres de púas en la frontera (REUTERS/Janis Laizans)
Lituania levantó una cerca de alambres de púas en la frontera (REUTERS/Janis Laizans)

Las últimas cifras significan un aumento sustancial desde los 1.700 cruces irregulares registrados hace tan solo dos semanas, cuando el Parlamento lituano aprobó leyes de emergencia para acelerar la resolución de peticiones de asilo y permitir la detención de hasta seis meses de quienes lleguen así al país.

Los datos del SBGS se conocen además mientras los funcionarios de fronteras alertan de que miles de potenciales migrantes podrían estar concentrándose cerca de la frontera lituano-bielorrusa con la intención de cruzarla.

“Sabemos que en Grodno pueden estar esperando ahora un par de miles de migrantes que aguardan para cruzar la frontera”, dijo el vicecomandante del SBGS, Vidas Mačaitis, al sitio de noticias lituano “delfi.lt”.

Las autoridades lituanas consideran que esta llegada masiva de personas desde Medio Oriente es una acción deliberada para enviar inmigrantes irregulares a territorio de esta república báltica.

Lituania acusa al régimen de Lukashenko de usar a los inmigrantes, procedentes de países como Irak, Congo, Camerún, Guinea o Siria, “como arma” al dejarlos cruzar hacia su territorio. “Estamos ante un ataque híbrido y un uso, patrocinado por el Estado, de la migración ilegal como arma”, escribieron Nauseda y Jansa.

Debido a la afluencia de migrantes, Lituania recientemente endureció sus regulaciones de asilo y comenzó a erigir una cerca en la zona fronteriza. Sin embargo, debido a la falta de alambre de púas, la construcción de la barrera fronteriza se ha estancado recientemente. Las autoridades también instalaron un nuevo campamento para los migrantes.

Lukashenko amenazó con dejar de contener la creciente cantidad de migrantes que busca pasar a otros países de Europa (EFE/EPA/MAXIM GUCHEK/BELTA POOL)
Lukashenko amenazó con dejar de contener la creciente cantidad de migrantes que busca pasar a otros países de Europa (EFE/EPA/MAXIM GUCHEK/BELTA POOL)

Manifestantes aseguraron que temen que la instalación del campamento atraiga más inmigrantes irregulares y lleve crimen y desórdenes en las comunidades rurales de la zona.

En las últimas semanas, la agencia fronteriza de la UE, Frontex, ya envió guardias fronterizos y equipos adicionales al país báltico de la UE. La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, exigió el mes pasado el envío de “al menos sesenta agentes”.

En medio de la tensión con Bruselas, días atrás Lukashenko amenazó con dejar de contener la creciente cantidad de migrantes que busca pasar a otros países de Europa.

“Nos están asfixiando y ¿nosotros debemos protegerles? Escuchen, ¿eso no es ingenuo? Ingenuamente, esto ya es una locura”, dijo el dictador en el marco de una reunión sobre prioridades de la política exterior.

Sostuvo que Minsk, con su propio dinero, efectúa medidas en la frontera para “eliminar actividades ilegales, incluida la lucha contra la inmigración indocumentada y el suministro de drogas y armas”, mientras que antes la UE aportó financiación.

Más de tres mil migrantes llegaron en las últimas semanas a Lituania (REUTERS/Janis Laizans)
Más de tres mil migrantes llegaron en las últimas semanas a Lituania (REUTERS/Janis Laizans)

“De repente sucedió algo el año pasado. Saben ustedes qué. Y nos impusieron sanciones y acusan a Lukashenko de promover la inmigración ilegal”, señaló en referencia a la reacción de la UE a la represión de las protestas antigubernamentales tras las fraudulentas elecciones presidenciales de agosto pasado.

“¿Ahora qué? ¿Quieren que multiplique por cinco veces el (número) de guardias y tropas fronterizos y los lleve a la frontera? ¿Quién lo pagará? Ante el estrangulamiento de nuestra gente y de nuestro Estado, ¿Quién pagará?”, resaltó el mandatario.

Lukashenko sostuvo que el aumento de los flujos migratorios hacia Europa fue provocado en gran medida por las políticas de varios países de la UE: “Usted los llamó: bríndeles todo lo que necesitan, póngalos en pie de igualdad con sus ciudadanos”.

Con información de Europa Press y EFE

SEGUIR LEYENDO: