La Unión Europea cargó contra la reforma electoral en Hong Kong y dijo que rompe el principio de “un país, dos sistemas”

El Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell, advirtió a China que el Europa intensificará su respuesta ante los retrocesos democráticos en la ex colonia británica

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrel. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET / Archivo
El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrel. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET / Archivo

La Unión Europea criticó este miércoles la reforma electoral en Hong Kong con la que Beijing busca fomentar el oficialismo en la región administrativa especial y avisó de que “intensificará” su respuesta ante los retrocesos democráticos en el enclave.

En un comunicado, el Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell, aseguró que la reciente reforma supone “otra ruptura” del principio de ‘un país, dos sistemas’ y ponen en duda las libertades, principios democráticos y pluralismo político en Hong Kong, además de contradecir los compromisos internacionales de China.

“La UE llama a China a actuar de acuerdo a sus compromisos internacionales y sus obligaciones legales y respetar el alto grado de autonomía de Hong Kong”, señala la declaración del jefe de la diplomacia europea, que insiste en que la actitud de Beijing socava la ley básica que rige el enclave desde que dejó de ser un territorio británico de ultramar en 1997.

Una activista prodemocracia en Hong Kong, el pasado 3 de junio. REUTERS/Lam Yik/File Photo
Una activista prodemocracia en Hong Kong, el pasado 3 de junio. REUTERS/Lam Yik/File Photo

Borrell también se refirió a que el arresto de figuras prodemocracia “sigue siendo un asunto de grave preocupación” y a que la Ley de Seguridad Nacional “se está utilizando para reprimir el pluralismo político en Hong Kong”, así como el ejercicio de derechos humanos y libertades políticas que están “protegidas bajo la ley de Hong Kong y la ley internacional”.

El bloque europeo pidió respeto a los derechos y libertades de los ciudadanos de Hong Kong, así como a la independencia judicial, gravemente tocada tras la imposición por parte de Pekín de la Ley de Seguridad Nacional en marzo de 2020.

“La UE espera que las autoridades chinas y hongkonesas restauren la confianza en el proceso democrático y pide a las partes respetar la independencia del sistema judicial en Hong Kong”, sigue el comunicado.

la policía monta guardia en el Parque Victoria, en el 32 aniversario de la masacre de Tiananmen, en Hong Kong. REUTERS/Lam Yik
la policía monta guardia en el Parque Victoria, en el 32 aniversario de la masacre de Tiananmen, en Hong Kong. REUTERS/Lam Yik

Por todo ello, Borrell avisó de que seguirá implantando las medidas europeas acordadas el pasado verano para responder a los retrocesos democráticos en Hong Kong e “intensificará” el apoyo a la sociedad civil y los medios de comunicación, así como también promocionará la libertad de expresión y el movimiento de los ciudadanos de Hong Kong.

Además, Borrell hizo referencia a una visita de alto nivel de la UE y a que aumentará su coordinación con actores internacionales en la esfera multilateral. “La UE está comprometida a responder de manera apropiada a la aplicación extraterritorial de la ley de seguridad contra ciudadanos de la UE o sus negocios”, advirtió el comunicado.

La reforma electoral fue aprobada formalmente por Hong Kong en mayo, aunque ya recibió el visto bueno del Congreso Nacional del Pueblo de Beijing el pasado marzo. El texto fue criticado a nivel internacional, especialmente por Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, que consideran que la reforma permite a Pekín vetar candidatos y reducir la representación democrática.

Aniversario de la Masacre de Tiananmen, en Hong Kong. REUTERS/Tyrone Siu/File Photo
Aniversario de la Masacre de Tiananmen, en Hong Kong. REUTERS/Tyrone Siu/File Photo

Voces críticas han alertado de que la reforma, que ha sido aprobada por el Parlamento hongkonés con una amplia mayoría, permitirá a las autoridades chinas acallar a la oposición e incrementar el poder del Gobierno central sobre Hong Kong.

Beijing redactó e impuso la Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong a raíz de las movilizaciones antigubernamentales que tomaron las calles de la ex colonia británica durante la segunda mitad de 2019.

Esta ley estipula penas de hasta cadena perpetua para supuestos de secesión, terrorismo o confabulación con fuerzas extranjeras, entre otros.

Además, el pasado mes de marzo, durante su reunión anual, el Legislativo chino dio luz verde a una reforma del sistema electoral hongkonés que permitirá una mayor presencia y control de Pekín en las instituciones de la región semiautónoma al tiempo que dificultará las opciones de la oposición de hacerse con cargos públicos.

Con información de EuropaPress y EFE

SEGUIR LEYENDO: