Austria: sufrió un ataque antisemita en el metro pero la Policía no le tomó la denuncia porque no era judía

Una joven de 19 años fue insultada y agredida por tres hombres por llevar consigo un texto sobre judaísmo. Luego pidió ayuda a varios policías pero estos le aconsejaron olvidarse de lo ocurrido

Foto de archivo del subte de Viena, Austria (Foto: EFE)
Foto de archivo del subte de Viena, Austria (Foto: EFE)

La Policía de Viena y el ministerio del Interior de Austria investiga a varios agentes de la capital austriaca a raíz de su lamentable respuesta a una agresión antisemita sufrida y denunciada por una estudiante de 19 años.

Según relató el periódico austriaco Kronen Zeitung, la joven viajaba en un vagón del subterráneo de Viena, el U-Bahn, y leía un libro con el título visible de “Los judíos en el mundo moderno” cuando tres hombres se le acercaron y comenzaron a insultarla. Llamándola “judía puta” y “asesina de niños”, los agresores incluso la agarraron del pelo.

Conmocionada por el ataque, la estudiante -cuya identidad no fue revelada por cuestiones de seguridad- salió del metro en la siguiente estación y se encontró con dos policías en la calle.

Pero, luego de describirles el incidente, los agentes la cuestionaron por tener ese libro, preguntándole si consideraba apropiado leer en público un texto con ese título en un “momento de tanto conflicto” y si no era consciente de lo que podía provocar. La joven, procedente de la región de Carintia, les explicó que estudiaba en una universidad de Viena y se especializaba en Estudios Judíos.

Los dos policías también le preguntaron si era judía, y cuando respondió que no lo era, le dijeron que no podía presentar una denuncia por antisemitismo.

Al encontrarse con esa reacción, la joven acudió entonces a una comisaría de policía para nuevamente denunciar el ataque pero se encontró con una respuesta similar. Cuando preguntó si se podía detener a los agresores, le dijeron que sería “difícil” y le aconsejaron “olvidarse” de lo ocurrido.

Estación del metro de Viena (Reuters)
Estación del metro de Viena (Reuters)

La repercusión que tuvo este hecho en los medios de comunicación ha llevado a la Dirección de Policía del Estado de Viena y al Ministerio del Interior de Austria a investigar lo sucedido y asegurar que las denuncias se están tomando “muy en serio”.

“Todos los agentes que estaban de servicio en el área el día en cuestión, especialmente los policías de las patrullas a pie, fueron contactados e interrogados en detalle”, señaló un portavoz de la Policía al periódico Kronen Zeitung.

Austria lanzó en marzo una estrategia nacional para luchar contra el antisemitismo, que incluye una mejor protección de las sinagogas, educación sobre el judaísmo y leyes más estrictas contra delitos antisemitas. Este país europeo registró 550 incidentes antisemitas en el año 2019, casi el doble que cinco años antes. Además, según un estudio realizado por el parlamento austriaco, muchas de las crecientes teorías de la conspiración recurren al antisemitismo, algo que se ha observado durante las recientes protestas contra el confinamiento por la pandemia del COVID-19.

SEGUIR LEYENDO: