Estados Unidos denunció a China por socavar la democracia en Hong Kong con la nueva ley electoral

La cámara de la región autónoma dio luz verde a las modificaciones que permiten aplicar la reforma impulsada por Beijing. Habrá menos congresistas elegidos por sufragio directo y penas de hasta tres años por promover el voto en blanco

Consejo Legislativo de Hong Kong (Reuters)
Consejo Legislativo de Hong Kong (Reuters)

El Parlamento de Hong Kong aprobó este jueves unas modificaciones legales que posibilitarán la aplicación de una polémica reforma electoral diseñada por Beijing y que reducirá de manera drástica las opciones de la oposición prodemocrática de hacerse con el poder en la ciudad semiautónoma.

De forma inmediata, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, denunció que se trata de un intento de China para minar la democracia del territorio semiautónomo.

”El Gobierno chino continúa socavando las instituciones democráticas de Hong Kong y niega a los residentes de Hong Kong los derechos que la República Popular China tiene garantizados”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense en un comunicado.

Además, afirmó que la polémica reforma electoral aprobada este mismo jueves por el Consejo Legislativo (Parlamento hongkonés) restringe “severamente” la participación política de la sociedad y hará muy difícil que sus voces puedan ser escuchadas.

El jueves, el Consejo Legislativo (el parlamento hongkonés, que desde noviembre carece de oposición por la expulsión de 4 diputados y posterior renuncia de otros 15) aprobó por 40 votos a favor, 2 en contra y ninguna abstención las modificaciones necesarias para adaptar a la legislación local la controvertida reforma electoral, informó la radiotelevisión hongkonesa RTHK.

Estas modificaciones suponen que el número de escaños parlamentarios aumentará de 70 a 90, pero tan solo 20 de ellos podrán ser elegidos por sufragio directo (frente a los 40 estipulados por la normativa anterior).

El comité electoral -órgano encargado de designar por sufragio restringido al jefe del Ejecutivo hongkonés- aumentará en 300 su número de puestos, hasta los 1.500 miembros, y se encargará de seleccionar a 40 de los diputados del Consejo Legislativo.

Xi Jinping vota en la reforma electoral para Hong Kong, aprobada por China en marzo (Reuters)
Xi Jinping vota en la reforma electoral para Hong Kong, aprobada por China en marzo (Reuters)

Entre las modificaciones legales también se encuentra una que penaría con hasta tres años de cárcel los llamamientos públicos al boicot electoral o al voto en blanco o nulo.

“La modificación de la legislación electoral nos proporcionará una base sólida sobre la que llevar a cabo las próximas elecciones” previstas para diciembre, celebró por su parte la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam.

Se trata de un paso más en el refuerzo del control de Beijing sobre Hong Kong, que regresó a soberanía china en 1997 en virtud de la Declaración Sino-Británica de 1984, documento que, no obstante, recoge el compromiso de Beijing de garantizar las libertades entonces existentes en el territorio hasta al menos 2047.

Además, el pasado día 21, entró en vigor la obligatoriedad de realizar un juramento de lealtad a la Región Administrativa Especial de Hong Kong tanto para cargos electos como para candidatos que quieran participar en las elecciones como forma de garantizar su “patriotismo”.

Estas recientes modificaciones legales llegan después de la Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong que Beijing redactó e impuso el año pasado, a raíz de las movilizaciones antigubernamentales que tomaron las calles de la excolonia británica durante la segunda mitad de 2019 y en 2020.

Esta ley estipula penas de hasta cadena perpetua para supuestos de secesión, terrorismo o confabulación con fuerzas extranjeras.

En ese contexto, Blinken este jueves volvió a pedir la liberación de las personas que han sido detenidas bajo el amparo de esa ley.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: