John Kerry aseguró que es crucial la cooperación entre EEUU y China ante la crisis climática

En su viaje a Roma abordó cuestiones con el Ejecutivo como la transformación digital, la transición ecológica y el papel de Italia en la presidencia de turno del G20 y como copresidente de la COP26

John Kerry, Enviado presidencial especial para el clima.
 REUTERS/Tom Brenner
John Kerry, Enviado presidencial especial para el clima. REUTERS/Tom Brenner

El enviado especial de Estados Unidos para el clima, John Kerry, afirmó hoy que la cooperación entre Estados Unidos y China para frenar la crisis climática y proteger el medio ambiente es crucial e independiente de las divisiones de ambos en materia de derechos humanos.

”No hay nada más importante que la cooperación entre Estados Unidos y China sobre el clima”, aseguró Kerry en una entrevista que publica este sábado el diario italiano “Corriere della Sera”.

Kerry viajó a Roma para participar el viernes en un seminario sobre los desafíos económicos, políticos y éticos actuales, organizado por el Vaticano, y en su visita a la capital italiana se reunió con el primer ministro Mario Draghi y varios ministros, y este sábado fue recibido por el papa Francisco.

Preguntado por si las discrepancias en materia de derechos humanos pueden frenar esta cooperación en medio ambiente con el gigante asiático, Kerry confió en que no sea así: “Espero que no (...) Por supuesto hay otros temas críticos, que absolutamente no quiero menospreciar, cada uno de ellos extraordinariamente importante, pero estamos comprometidos a tratar de mantener un camino sobre el clima separado, que no implique cesiones en otros temas”, dijo.

El Papa Francisco se reúne con el enviado estadounidense para el clima John Kerry en el Vaticano el 15 de mayo de 2021   Vatican Media/Handout
El Papa Francisco se reúne con el enviado estadounidense para el clima John Kerry en el Vaticano el 15 de mayo de 2021 Vatican Media/Handout

”El clima es el clima, un tema en sí mismo, no cederemos a los derechos humanos de nadie ni a otros aspectos”, sostuvo, al tiempo que garantizó que China lo acepta porque ha declarado que “una de las áreas en las que” puede cooperar con Washington “es el clima”.

Kerry citó que en su viaje a Roma abordó cuestiones con el Ejecutivo como la transformación digital, la transición ecológica y el papel de Italia en la presidencia de turno del G20 y como copresidente de la COP26 (Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2021) que se celebrará en noviembre en Glasgow (Reino Unido). Respecto a la administración de Joe Biden, Kerry afirmó que está estudiando levantar la prohibición de las exportaciones de vacunas y “su deseo es que suceda lo antes posible, ahora que se produce por encima de las necesidades internas”.

Este sábado Kerry fue recibido por Francisco en el Vaticano, en el primer encuentro de Jorge Bergoglio con un alto cargo del Ejecutivo de Biden.

Vatican Media/Handout
Vatican Media/Handout

EL ACUERDO CON CHINA

Hace un mes John Kerry viajó al continente asiático, siendo así la primera visita a China de un alto cargo de la administración Biden desde que el nuevo presidente de Estados Unidos asumió el cargo en enero, la cual tuvo lugar en un contexto de fuertes tensiones entre Beijing y Washington.

Las negociaciones fueron a puerta cerrada. El objetivo de Washington fue preparar la cumbre virtual sobre el clima, la cual se llevó a cabo el 22 y 23 de abril por iniciativa del presidente estadounidense, quien se sumó al Acuerdo de París de 2015 sobre el Clima tras llegar a la Casa Blanca.

Pese a las tensiones entre China y Estados Unidos (el comercio, los derechos humanos, Hong Kong, Taiwán y la situación de los musulmanes uigures) la participación de Beijing era crucial para que las iniciativas climáticas tengan éxito.

La cita coincidió con la visita a China del enviado especial de EE. UU. para el cambio climático, John Kerry. EFE/EPA/MONIRUL ALAM/ Archivo
La cita coincidió con la visita a China del enviado especial de EE. UU. para el cambio climático, John Kerry. EFE/EPA/MONIRUL ALAM/ Archivo

No podemos solucionar esta crisis climática sin que China esté en la mesa de negociaciones”, reconoció Kerry en la cadena de televisión CNN. “Esperamos que China se una a nosotros”.

El presidente Xi prometió el año pasado que su país, el mayor contaminante mundial, se comprometería a reducir sus emisiones contaminantes antes de 2030.

Las tensiones entre China y Estados Unidos aumentaron considerablemente durante el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, que dio prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi en favor de la República Popular.

(con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: