Un soldado inglés demandó al Ejército por una lesión que lo dejó sin poder caminar, pero lo descubrieron bailando en un video

El infante sufre una afectación conocida como “pie de trinchera”, que causa parálisis y sensibilidad al frío, por lo que fue dado de baja de las Fuerzas Armadas. El Departamento de Defensa alega que está exagerando su condición para ganar dinero

Soldados en combate (imagen de referencia)
Soldados en combate (imagen de referencia)

En el invierno de 2016 al soldado británico Brian Muyepa le diagnosticaron una afectación conocida como “pie de trinchera”, la cual le impide caminar con normalidad e incluso permanecer mucho tiempo de pie. Alegando que la lesión es consecuencia de sus tareas en las Fuerzas Armadas, está reclamando cerca de USD 5,2 millones al Ministerio de Defensa.

Muyepa, de 32 años, fue diagnosticado después de permanecer con botas mojadas durante más de cinco horas luego de un ejercicio de entrenamiento en Gales. La lesión, que se produjo en cantidades astronómicas durante la Primera Guerra Mundial, lo dejó con un dolor paralizante en las manos y los pies. Muyepa fue dado de baja del Ejército en enero de 2018.

Aunque el Ministerio de Defensa ha admitido negligencia de su parte, ahora está acusando al soldado de “deshonestidad fundamental” y de haber exagerando su enfermedad, pues presentó un video en donde se ve a Muyepa bailando en una reunión familiar.

El Ministerio de Defensa dice que el clip, que ha sido eliminado de las redes sociales, muestra que es significativamente más móvil que cuando vio a un médico siete meses después, y ni siquiera podía pararse sin un bastón.

El abogado Andrew Ward le dijo al Tribunal Superior: “El video muestra cómo se comporta cuando está en su propio entorno, sin pensar que lo están observando. La preocupación es que es fundamentalmente deshonesto en la forma en que ha sobrestimado y exagerado la afirmación sobre su lesión”.

Después de su diagnóstico, se recomendó que Muyepa fuera protegido del frío en el futuro, dijo su abogada Laura Collignon al tribunal. Pero estuvo expuesto nuevamente en Salisbury Plain a principios de 2017, cuando pasó gran parte de su tiempo trabajando al aire libre en vehículos.

Brian Muyepa, soldado inglés de 32 años, que está demandando al MInisterio de Defensa Británico por 5,2 millones de dólares. Crédito: Facebook
Brian Muyepa, soldado inglés de 32 años, que está demandando al MInisterio de Defensa Británico por 5,2 millones de dólares. Crédito: Facebook

Collignon explicó que su condición empeoró posteriormente y le diagnosticaron sensibilidad al frío “muy grave” en los pies. En el reclamo de compensación dice que solo puede caminar unos 100 metros con un bastón y estar de pie durante solo 10 minutos para procurarse una bebida o un bocadillo.

Dice que sufre dolores en las extremidades la mayor parte del tiempo, que le cuesta levantarse de una posición sentada y que su esposa tiene que hacer todas las tareas del hogar.

El reclamo contempla más de USD 112 mil por la pérdida de su carrera en el Ejército y USD 2,4 millones para pagar a los cuidadores por el resto de su vida. Sería el pago más alto jamás reportado por el Ministerio de Defensa por una lesión por frío no congelante.

En representación del Ministerio de Defensa, el Sr. Ward dijo que el nivel de daños reclamados era comparable a los realizados en los casos de parapléjicos. Dijo que la presentación de Muyepa a su médico fue completamente diferente a lo que se vio en el video de Facebook y otras imágenes grabadas durante ese día.

Ward dijo sobre un examen médico que tuvo lugar en marzo de 2020: “Cuando el médico le pidió que levantara el bastón un cuarto de pulgada, se cayó hacia atrás. El médico dijo que era dramático y que no parecía una caída natural”.

Las imágenes de la barbacoa de agosto de 2018, en las que se puede ver a Muyepa bailando y sosteniendo un plato, fueron publicadas por su esposa en su página de Facebook.

(El Sr. Muyepa) es capaz de comportarse de una manera manifiestamente diferente a la forma en que se presentó al médico”, afirmó Ward.

Las imágenes grabadas posteriormente también mostraron a Muyepa fuera durante una hora y media, llevando a sus hijos a la escuela y yendo de compras.

La abogada Collignon acusó al Ministerio de Defensa de “tenderles una emboscada” con las nuevas pruebas, hechas públicas solo un mes antes de que comenzara el juicio. Ella calificó la evidencia como “débil”, porque es probable que las víctimas de lesiones por frío se sientan mejor en los días soleados después de unas copas.

“La evidencia es ampliamente consistente con lo que dijo sobre la variación en la intensidad de los síntomas”, le dijo al juez. “Ha dicho que puede caminar, que puede estar de pie; no realiza movimientos vigorosos en ese baile”.

Los expertos en vigilancia habían intentado filmarlo durante nueve días, agregó, y solo lo habían visto salir de su casa en tres de ellos.

El juez Auerbach permitió que la nueva evidencia se incluyera en el juicio, que dijo que ahora tendría que retrasarse, sin una nueva fecha aún establecida.

SEGUIR LEYENDO