Impactaron dos cohetes dentro de una base militar en Irak

Este fue el tercer ataque de este tipo en tres días y coincidió con la llegada a Bagdad de una delegación de Estados Unidos

(AP Foto/Loay Hameed, Archivo)
(AP Foto/Loay Hameed, Archivo)

Al menos dos cohetes de tipo Katiusha impactaron este martes dentro de la base aérea de Ain al Asad, en el oeste de Irak, donde están estacionados militares y contratistas estadounidenses, en el tercer ataque consecutivo del mismo estilo en tres días contra objetivos de EEUU en el país árabe.

Un teniente coronel del Ejército iraquí dijo en condición de anonimato que los dos proyectiles cayeron dentro de la base aérea, que alberga a tropas estadounidenses, y explicó que por el momento se desconocía si el ataque había causado víctimas humanas o pérdidas materiales.

La base militar de Ain al Asad, en la provincia iraquí de Al Anbar, alberga a unos 2.000 militares estadounidenses, desplegados en el país para tareas de asesoramiento y entrenamiento de las fuerzas iraquíes, principalmente.

A principios de marzo, una decena de cohetes impactaron contra la misma base, objetivo recurrente de ataques, y aunque la acción no dejó víctimas ni heridos, un contratista de Estados Unidos sufrió un paro cardíaco durante el bombardeo y falleció poco después.

Militares estadounidenses en Irak.
 EFE/LENIN NOLLY/Archivo
Militares estadounidenses en Irak. EFE/LENIN NOLLY/Archivo

El ataque de hoy se produjo poco después de que el primer ministro de Irak, Mustafa al Kazemi, se reuniera en Bagdad con una delegación especial de Estados Unidos para abordar la cooperación conjunta entre ambos países y la retirada de las fuerzas de combate estadounidenses del país árabe.

De acuerdo con un comunicado del Gabinete iraquí, a la reunión asistieron el consejero del Departamento de Estado de EEUU, Derek Chollet; la subsecretaria adjunta de Defensa para Oriente Medio, Dana Stroul; el subsecretario adjunto de Oriente Medio, Joey Hood, y el coordinador de la Casa Blanca para la región, Brett McGurk.

En el último año los ataques con cohetes contra posiciones estadounidenses en Irak fueron recurrentes, especialmente después de que EEUU asesinara en Bagdad al poderoso comandante iraní Qasem Soleimaní en un bombardeo selectivo en enero de 2020.

Qasem Soleimani
Qasem Soleimani
Un líder proiraní en Irak -el número dos de las Fuerzas de Movilización Popular o Hashd al Shaabi- y el enviado de Teherán para los asuntos iraquíes, el poderoso general Qasem Soleimani, murieron el viernes en un bombardeo estadounidense en Bagdad tres días después de un ataque a la embajada de Estados Unidos.
Un líder proiraní en Irak -el número dos de las Fuerzas de Movilización Popular o Hashd al Shaabi- y el enviado de Teherán para los asuntos iraquíes, el poderoso general Qasem Soleimani, murieron el viernes en un bombardeo estadounidense en Bagdad tres días después de un ataque a la embajada de Estados Unidos.

Este es el tercer ataque consecutivo de este tipo en tres días luego de que un proyectil cayera el domingo en la sección militar del aeropuerto internacional de Bagdad el domingo y otros impactaran en la base aérea de Al Balad, al norte de Bagdad y sede de una empresa estadounidense de mantenimiento de cazas F-16, en ambos casos sin causar víctimas.

Estas acciones no suelen ser reivindicadas, pero Washington las atribuye a milicias iraquíes respaldadas por Teherán, que exigen la retirada de las tropas estadounidenses de Irak.

(con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: