Reticencia a vacunarse en Moscú: el alcalde anunció que dará un estímulo en dinero para que los jubilados se inoculen

Para entusiasmar a las desconfiada población de la capital rusa, el ayuntamiento otorgará una tarjeta con USD 13 dólares para gastar en farmacias, cafés y tiendas luego de la aplicación de cada dosis

Un hombre pasa frente a un centro de vacunación en el centro comercial GUM de la Plaza Roja en Moscú. Muchos mosvitas han decidido no vacunarse.
Un hombre pasa frente a un centro de vacunación en el centro comercial GUM de la Plaza Roja en Moscú. Muchos mosvitas han decidido no vacunarse.

Como una manera de estimular la vacunación en uno de los países donde la población se ha mostrado más reticente a inocularse, el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin anunció que todos los moscovitas mayores de 60 años que hayan sido vacunados recibirán tarjetas de regalo o códigos promocionales para gastar en farmacias, cafés y tiendas.

“Los residentes de la ciudad mayores de 60 años que tengan una póliza de seguro médico obligatorio en Moscú y que hayan recibido la primera vacunación contra el coronavirus pueden recibir una tarjeta regalo con un valor nominal de 1000 rublos (equivalente a 13 dólares), o un código promocional por el mismo monto”, anunció la semana pasada el alcalde de la capital en su blog.

Las tarjetas se emitirán en los policlínicos de la ciudad y otros puntos de vacunación. Para recibir un código de promoción, los ciudadanos deben registrarse en un sitio web. Los moscovitas vacunados podrán gastar puntos en farmacias, cafés y tiendas. Además, muchas tiendas darán a los miembros del programa descuentos y bonificaciones adicionales.

“A través del programa apoyaremos, por un lado, a las personas mayores. Por otro lado, estimularemos la demanda de los consumidores y ayudaremos a las empresas a afrontar las consecuencias de la pandemia más rápidamente. Y lo más importante, acelerar la vacunación salvará miles de vidas humanas“, dijo Sobyanin.

El alcalde de Moscú Sergei Sobyanin (REUTERS/Evgenia Novozhenina/archivo)
El alcalde de Moscú Sergei Sobyanin (REUTERS/Evgenia Novozhenina/archivo)

Según datos de Statista, la pensión media de un jubilado a Moscú asciende a los 14.904 rublos (unos 200 dólares). Por lo que, con las dos dosis, los bonos regalos ascenderían a 22 euros - lo que supone casi un décimo de su jubilación.

Otras regiones decidieron seguir el ejemplo de Moscú: los jubilados mayores de 60 años de Chukotka, en el extremo oriental de Rusia, recibirán un pago único de 2.000 rublos (unos 26 dólares) del presupuesto regional para la vacuna contra el coronavirus. Las autoridades de la región de Magadan, en la costa noroeste, pagarán a los ancianos 1000 rublos (unos 13 dólares).

En Rusia la campaña de vacunación se ve ralentizada por la escasa adhesión de los ciudadanos. Uno de cada diez ciudadanos adultos está vacunado contra el coronavirus, informaron el martes pasado las autoriades rusas, un porcentaje inferior a la de la mayoría de los países occidentales.

Según un estudio realizado por el Centro Levada (reconocido como agente extranjero en la Federación Rusa) entre los médicos, las bajas tasas de vacunación se asocian con “la desconfianza del público hacia las vacunas existentes” y con “una actitud negativa de la sociedad hacia las vacunas en general”.

En tanto, las autoridades de Rusia han informado este lunes de que se han registrado 8.489 casos de coronavirus y 336 muertos en el último día, lo que sitúa la cifra total de infectados en más de 4,8 millones desde que comenzó la pandemia.

Según las cifras oficiales, el coronavirus ha dejado en el país un total de 111.198 fallecidos, si bien 6.367 personas han recibido el alta médica en las últimas 24 horas --de un total de 4.450.289 recuperados. Pero muchos médicos e infectólogos locales creen que los números serían mucho mayores ya que la cifra de exceso de muertes en muchas regiones supera holgadamente la de años anteriores.

SEGUIR LEYENDO: