Silvio Berlusconi fue dado de alta tras permanecer hospitalizado durante 24 días

El ex primer ministro de Italia había ingresado al hospital Clínico San Rafael de Milán el pasado 6 de abril. Ahora deberá enfrentar un juicio en su contra por presunta corrupción y sobornos el próximo 13 de mayo

FOTO DE ARCHIVO: El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi se  saluda cuando llega al Palacio de Montecitorio para conversar sobre la formación de un nuevo gobierno, en Roma, Italia, el 9 de febrero de 2021. REUTERS / Yara Nardi
FOTO DE ARCHIVO: El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi se saluda cuando llega al Palacio de Montecitorio para conversar sobre la formación de un nuevo gobierno, en Roma, Italia, el 9 de febrero de 2021. REUTERS / Yara Nardi

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi recibió el alta este sábado tras haber pasado 24 días ingresado en el hospital Clínico San Rafael de Milán, donde fue sometido a varias pruebas médicas.

El político de 84 años y líder de Forza Italia fue ingresado el 6 de abril y, desde entonces, la Justicia ha aplazado un juicio pendiente en su contra a la espera de que recibiera el alta, según informó el diario local ‘La Repubblica’.

Sus abogados han señalado que Berlusconi no había logrado aún recuperarse por completo del coronavirus, del que se contagió en septiembre del año pasado.

El magnate, con marcapasos desde 2006, arrastra problemas de salud desde hace tiempo. En enero de este año estuvo internado algunos días en el hospital de Mónaco por problemas cardíacos.

EFE/EPA/ALESSANDRO DI MEO / Archivo
EFE/EPA/ALESSANDRO DI MEO / Archivo

Su situación ha hecho que delegue las cuestiones políticas en su mano derecha y vicepresidente de la conservadora Forza Italia, Antonio Tajani, expresidente del Parlamento Europeo.

Un portavoz del partido ha confirmado este sábado que Berlusconi vuelve a su casa, mientras que el juicio en su contra ha sido aplazado, en principio, para el 13 de mayo.

Berlusconi, de 84 años, rinde cuentas ante la Justicia por la posible corrupción de las investigaciones abiertas contra él en relación a las fiestas que organizaba en su mansión. Se lo acusa, entre otras cuestiones, de tratar de corromper con sobornos a testigos que teóricamente podían plantear testimonios incriminatorios.

El Tribunal de Siena anunció la semana pasada que el juicio ha sido para el 13 de mayo, después de que la defensa presentara informes médicos sobre el estado de salud de Berlusconi.

Silvio Berlusconi. REUTERS/Guglielmo Mangiapane/Foto de archivo
Silvio Berlusconi. REUTERS/Guglielmo Mangiapane/Foto de archivo

A pesar de la negativa de los fiscales y de la defensa del otro acusado, el pianista Danilo Mariani, el tribunal ha aceptado la petición del abogado de Berlusconi, Federico Cecconi, quien explicó que su cliente por entonces se encontraba ingresado en el hospital Clínico San Rafael de Milán debido al “estrés psicofísico” que padece, informaron medios locales.

Se trata de la séptima vez que se aplaza la celebración del juicio contra el ex primer ministro por falso testimonio y soborno de testigos durante los procesos judiciales del caso “Ruby”, en los que se investiga su posible participación en una red de prostitución de menores en el marco de sus famosas fiestas “bunga bunga”.

Los fiscales piden cuatro años y dos meses de prisión para Berlusconi, a quien lo acusan de sobornar a Mariani, con unos 170.000 euros (204.000 dólares) en tres años, para dar falso testimonio de lo que presenció en las fiestas de carácter sexual que el funcionario solía celebrar en su mansión de la villa milanesa de Arcore.

En total, según la Fiscalía, Berlusconi habría repartido 10 millones de euros (12 millones de dólares) para corromper a varios testigos en su juicio en 2013, en el que fue acusado de tener relaciones sexuales con Karima El Mahroug, una bailarina de 17 años conocida también como Ruby. La joven habría sido sobornada con 7 millones de euros (8,4 millones de dólares).

Berlusconi fue declarado inicialmente culpable de pagar para mantener relaciones sexuales con una menor y condenado a siete años de prisión. El veredicto fue revocado en 2014 por un tribunal de apelaciones, que dictaminó que no había pruebas de que el ex primer ministro conociera la edad de Mahroug. Tanto ella como Berlusconi niegan que se hubiera producido ninguna irregularidad.

(Con información de Europa Press y EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR