La variante india del COVID-19 fue detectada en un grupo de estudiantes en Bélgica

Las autoridades belgas confirmaron 20 casos de jóvenes infectados que “guardan un aislamiento estricto desde su llegada” al país desde la India mediante un vuelo a París y un viaje en autobús hasta la ciudad flamenca de Lovaina

Foto de archivo: Jóvenes se relajan dentro de círculos pintados por las autoridades locales en la Plaza de San Pedro en Gante, Bélgica, para fomentar el respeto al distanciamiento social. Imagen tomada con un drone el 29 de marzo de 2021. REUTERS/Bart Biesemans
Foto de archivo: Jóvenes se relajan dentro de círculos pintados por las autoridades locales en la Plaza de San Pedro en Gante, Bélgica, para fomentar el respeto al distanciamiento social. Imagen tomada con un drone el 29 de marzo de 2021. REUTERS/Bart Biesemans

La variante india del covid-19 se detectó por primera vez en Bélgica en un grupo de estudiantes que llegó este mes desde India a través de un aeropuerto de París.

Un total de 20 estudiantes indios dieron positivo por la nueva variante y fueron puestos en cuarentena en las ciudades flamencas de Aalst (11) y Lovaina (9), adonde llegaron a mediados de abril para una formación de enfermería.

Según varios expertos, un “supercontagiador” podría haber infectado a su grupo durante el trayecto de autobús que los condujo de la región parisina a Bélgica.

“Estos estudiantes guardan un aislamiento estricto desde su llegada. 20 de los 43 estudiantes están infectados a día de hoy por la variante india”, tuiteó el microbiólogo Emmanuel André, de la Universidad Católica de Lovaina.

El virólogo Marc Van Ranst explicó a una radio flamenca que el grupo aterrizó en el aeropuerto internacional de Paris-Charles de Gaulle el 12 de abril y que cinco días después varios estudiantes enfermaron con síntomas del virus.

Los análisis efectuados permitieron diagnosticar la presencia de la variante india, ya identificada en el Reino Unido.

En Bélgica, país de 11,5 millones de habitantes, la pandemia ha dejado 24.000 muertos y el sistema hospitalario se encuentra bajo presión desde hace un mes por la tercera ola, marcada por la presencia de la variante británica.

Un voluntario recibe una dosis de la vacuna CureVac o un placebo durante un estudio de la empresa biotecnológica alemana CureVac como parte de las pruebas de una nueva vacuna contra el coronavirus, en Bruselas, Bélgica el 2 de marzo de 2021. REUTERS/Yves Herman
Un voluntario recibe una dosis de la vacuna CureVac o un placebo durante un estudio de la empresa biotecnológica alemana CureVac como parte de las pruebas de una nueva vacuna contra el coronavirus, en Bruselas, Bélgica el 2 de marzo de 2021. REUTERS/Yves Herman

Incógnitas sobre la variante india

Después de las variantes británica, sudafricana y brasileña, la india también suscita preocupación dada sus características y la rápida degradación de la situación sanitaria en India, aunque nada indica por ahora que sea más contagiosa o más resistente a las vacunas.

Esta variante, llamada B.1.617, fue detectada en el oeste de India en octubre.

Se la califica de “doble mutante” porque contiene dos mutaciones potencialmente preocupantes, relativas a la proteína espícula que permite al SARS-CoV-2 penetrar en el organismo humano. La primera, la E484Q, se asemeja a la de las variantes sudafricana y brasileña, la E484K, sospechosa de volver la vacunación menos eficaz y de aumentar el riesgo de reinfección. La segunda, la L452R, también está presente en una variante detectada en California, y podría ser capaz de provocar un aumento de la transmisión.

Es la primera vez que se detectan ambas mutaciones en una variante con una difusión importante.

La preocupación reside por tanto en que esta variante sea más resistente a las vacunas diseñadas para combatir cepas anteriores del covid-19 y, a la vez, que sea más contagiosa.

Familiares con equipo de protección personal asisten al funeral de un hombre, que murió por la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en un crematorio en Nueva Delhi, India, el 21 de abril de 2021. REUTERS/Adnan Abidi
Familiares con equipo de protección personal asisten al funeral de un hombre, que murió por la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en un crematorio en Nueva Delhi, India, el 21 de abril de 2021. REUTERS/Adnan Abidi

“La mutación 484 puede ser parcialmente responsable de un fracaso inmunitario, pero no se basta a ella misma. Debe estar eventualmente asociada a otras mutaciones que no vemos en la variante india”, indicó el miércoles el virólogo francés Bruno Lina.

“En una o dos semanas, tendremos una estimación más cuantitativa de la reacción de la variante a la vacuna”, declaró a la AFP Rakesh Mishra, del Centro de Biología Celular y Molecular de India.

Además, la situación en India, confrontada a una explosión de los contagios y muertes pese a que hasta ahora había logrado minimizar el impacto de la pandemia, suscita inquietud en muchos países que tratan de atenuarla con campañas masivas de vacunación.

El Reino Unido restringió el lunes a sus residentes las plazas en vuelos procedentes de ese país, tras la confirmación de 103 casos de la variante “india” en su territorio. Por su parte, Francia incluyó el miércoles a India en la lista de países cuyos viajeros deben someterse a una cuarentena obligatoria.

Pero nada prueba por ahora que esta variante sea responsable del empeoramiento de la epidemia en India.

“Por el momento, no se ha establecido ningún vínculo entre la emergencia de esta variante y la degradación reciente de la situación epidemiológica”, subrayó la agencia de salud pública francesa en su último análisis al respecto, con fecha del 8 de abril. “Es posible que esta degradación se deba al menos parcialmente a las masivas congregaciones que tuvieron lugar recientemente en todo el país y a una adopción insuficiente de medidas de prevención entre la población en general”, según Santé Publique France.

Además, meses después de haber sido detectada, esta variante no se ha impuesto en absoluto en el país, contrariamente por ejemplo a la británica. Incluso en el Estado de Maharastra (centro), donde surgió, solo representaba en marzo entre 15 y 20% de las muestras secuenciadas, según el ministerio de Sanidad. Y todavía es más minoritaria en el resto de India.

Con información de AFP

SEGUIR LEYENDO: