Cómo gestionar la pandemia: el modelo de Vietnam

Desde que se inició la pandemia, Vietnam tuvo poco más de 2.500 contagiados y 35 fallecidos


Los trabajadores de la salud esperan su turno mientras Vietnam comienza su despliegue oficial de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) de AstraZeneca para los trabajadores de la salud, en el Hospital de Enfermedades Tropicales de Hai Duong, provincia de Hai Duong, Vietnam, 8 de marzo de 2021 (Reuters)
Los trabajadores de la salud esperan su turno mientras Vietnam comienza su despliegue oficial de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) de AstraZeneca para los trabajadores de la salud, en el Hospital de Enfermedades Tropicales de Hai Duong, provincia de Hai Duong, Vietnam, 8 de marzo de 2021 (Reuters)

Por Gastón Fiorda y Cecilia Muzzioli

En 2020 el país asiático tuvo un crecimiento del PBI de 2,91%, superior al de China, que resultó del 2,1%, y muy por encima del resto de las naciones de la región. Lo logró, además, sin desatender las cuestiones sanitarias derivadas del coronavirus. Desde que se inició la pandemia, Vietnam tuvo algo más de 2.500 contagiados y 35 fallecidos.

Vietnam consiguió lo que pocos países del mundo pudieron: controlar la situación sanitaria interna sin desatender la economía. De hecho registró el mayor crecimiento económico de la región, por encima del gigante asiático, China, y a años luz de Japón y Corea del Sur, países que tuvieron una caída del 5,4% y 0,9% respectivamente.

Y esto lo logró aún cuando sus condiciones demográficas para contrarrestar el coronavirus no son las mejores. Tiene una frontera extensa con China de más de 1000 kilómetros, y es un país densamente poblado. Para tener una referencia de esto último, sirve señalar que Vietnam posee una superficie similar a la de la provincia de Buenos Aires, pero con una población de casi 100 millones de habitantes, con epicentros urbanos muy populosos como Hanói, Ciudad de Ho Chi Minh y Da Nang.

¿Cómo lo hizo? Vietnam se centró en la prevención y el control para monitorear a la población. Diagramó un programa territorial de supervisión de la circulación, que se implementó en cada barrio y distrito, sin la necesidad de forzar una cuarentena a largo plazo que frenase la actividad económica.

Paralelamente, siguió con su economía en marcha. Si bien se desaceleró el crecimiento que venía teniendo en la última década, con un alza promedio de 7%, pudo sostener sus principales arterias productivas casi en normal funcionamiento y desarrollo.

Desde que se inició la pandemia, Vietnam tuvo algo más de 2.500 contagiados y 35 fallecidos.
Desde que se inició la pandemia, Vietnam tuvo algo más de 2.500 contagiados y 35 fallecidos.

Según la Oficina de Estadísticas generales de Vietnam [GSO], en 2020, la economía creció un 2,91%. Además, se generaron cerca de 135 mil nuevas empresas. Esto no evitó que se registrara una caída del 14% en la demanda laboral o pérdida parcial del empleo, y el 69,2% de la población asalariada sufrió una reducción en sus ingresos.

En el plano internacional, Vietnam fortaleció sus exportaciones, alcanzando un superávit en la balanza comercial del 5,1%, según el órgano oficial de estadísticas, y firmó tratados de libre comercio [TLC] con distintos bloques y países del mundo, entre ellos, con la Unión Europea, a comienzo del 2020, y con el Reino Unido, en diciembre del mismo año.

Las perspectivas de Vietnam para el 2021 son ambiciosas. Tienen por objetivo crecer, para el período 2021-2026, a un promedio del 6,5%, y así alcanzar un ingreso per cápita cercano a los 5000 dólares. Las metas a mediano plazo será convertir a Vietnam en un país de ingresos medios, medios/altos. Su presente muestra que ha tomado el camino correcto.

SEGUIR LEYENDO: