Una campeona mundial de natación bielorrusa subastó su medalla de oro y donó los fondos a la oposición a Lukashenko

El ganador, quien pagó más de USD 16.000 por la presea, prefirió mantener su anonimato

Ganó la medalla en los Mundiales de Estambul en 2012
Ganó la medalla en los Mundiales de Estambul en 2012

La nadadora bielorrusa Aliaksandra Herasimenia vendió en eBay la medalla de oro que logró en el Mundial de Estambul de 2012 para apoyar a la oposición que busca sacar del poder al dictador Alexander Lukashenko, informó este miércoles el Fondo de Solidaridad Deportiva del país presidido por la atleta.

”La medalla de oro de la presidenta del Fondo de Solidaridad Deportiva de Bielorrusia fue vendida en una subasta”, afirmó la organización en su cuenta de Twitter. Herasimenia explicó la página de la venta de la medalla que “con esta subasta me gustaría apoyar a todos los bielorrusos”.

La puja comenzó en USD 3.000 y fue vendida en 16.100. De ella participaron quince personas y la persona que finalmente se hizo con la presea prefirió permanecer en el anonimato “por cuestiones de seguridad”, explicó la deportista.

Herasimenia recordó las circunstancias en las que participó en el Campeonato Mundial de Estambul, en el que logró un récord personal en piscina curso corto (50 metros libre), con una marca de 23 segundos y 64 centésimas, y expresó su esperanza en que su empeño en vencer de aquel evento daría fuerzas a los bielorrusos.

”La fe en la victoria ya es el 90 % del éxito”, aseveró, en referencia a las multitudinarias protestas pacíficas que protagonizan miles de bielorrusos desde las elecciones presidenciales de agosto de 2020, y que han sido reprimidas violentamente por la policía.

”La cinta negra adjunta a la medalla (...) simboliza a todas las víctimas y presos políticos de Bielorrusia”, señaló Herasimenia.
”La cinta negra adjunta a la medalla (...) simboliza a todas las víctimas y presos políticos de Bielorrusia”, señaló Herasimenia.

Alexander Lukashenko, quien lleva al frente del país desde hace más de un cuarto de siglo, fue declarado vencedor de los comicios con más de un 81 % de los votos, resultado que es calificado de fraudulento por la oposición y buena parte de la comunidad internacional, que exige su renuncia y la convocatoria de nuevas elecciones. De hecho, la Unión Europea sancionó en octubre del año pasado a 40 personas por su vínculo con la represión a las protestas llevadas a cabo por la oposición. Estados Unidos también aplicó medidas de la misma naturaleza.

”La cinta negra adjunta a la medalla (...) simboliza a todas las víctimas y presos políticos de Bielorrusia”, señaló Herasimenia.

La nadadora enfrenta en estos momentos una causa penal abierta por las autoridades bielorrusas, que la acusan de “dañar” la reputación del país y ocasionar daños económicos, ya que el Fondo de Solidaridad Deportiva dirigido por ella logró la cancelación de varios eventos deportivos internacionales en este país.

La represión del régimen de Lukashenko ha continuado durante los últimos meses. A principios de abril, el Centro de Derechos Humanos Viasná indicó que más de 1.100 opositores fueron detenidos en marzo por participar de protestas.

“A lo largo del mes las autoridades continuaron utilizando activamente la persecución penal de los ciudadanos por motivos políticos. Según la Fiscalía General de Bielorrusia, en estos momentos han sido enviadas a los tribunales 631 personas con causas penales y más de 400 manifestantes ya fueron condenados”, añadió el Centro.

Lukashenko, quien lleva al frente del país desde hace más de un cuarto de siglo y es considerado el último dictador de Europa, ha iniciado un proceso de reforma constitucional con el fin de aplacar las manifestaciones antigubernamentales.

En el marco de la sistemática persecución contra la oposición, el viernes pasado el Comité de Seguridad del Estado (KGB) bielorruso incluyó en la lista estatal de terroristas a la líder de la oposición en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya -actualmente en Lituania- y al ex ministro de Cultura Pável Latushko, exiliado en Polonia.

A finales de marzo la Fiscalía General abrió un caso penal contra Tijanóvskaya por preparar supuestamente actos terroristas durante las protestas antigubernamentales que estallaron tras las elecciones presidenciales. En total, son 17 las personas incluidas en la lista de terroristas y que han sido declaradas ya en busca y captura internacional, señala el comunicado del KGB. La nota precisa que ya han sido preparados los correspondientes documentos para solicitar la extradición de Tijanóvskaya a Lituania y la de Latushko a Polonia.

SEGUIR LEYENDO: