Israel extraditó a la ex directora de una escuela de niñas acusada de 74 casos de abuso sexual infantil en Australia

Malka Leifer partió hacia su país de origen, donde se espera que sea juzgada. La extradición pone fin a una disputa legal de más de seis años

Israel extraditó el lunes a Malka Leifer, una ex directora de escuela ultraortodoxa judía acusada de docenas de casos de abuso sexual de alumnos en Australia, poniendo fin a una disputa legal de seis años, dijo el Ministerio de Justicia.

“Confirmamos la deportación”, dijo en un mensaje de WhatsApp, sin dar más detalles.

Los medios israelíes dijeron que la acusada partió en un vuelo temprano en la mañana a Australia, horas antes de que el aeropuerto Ben Gurion de Israel cerrara como parte de las precauciones de covid-19.

El sitio de noticias Ynet publicó una foto de ella siendo escoltada a bordo de un avión antes del amanecer con los tobillos atados. Sus manos no eran visibles en la foto.

La foto de Malka Leifer (de espaldas) publicada por Ynet (Reuters)
La foto de Malka Leifer (de espaldas) publicada por Ynet (Reuters)

El Jerusalem Post dijo que Leifer estaba “viajando a Australia a través de Frankfurt y llegará a Australia más tarde hoy”.

Leifer, una israelí, está acusada de abuso sexual infantil mientras trabajaba como maestra y directora en una escuela ultraortodoxa en Melbourne.

Según los medios australianos, enfrenta 74 cargos de abuso sexual infantil contra niñas.

El caso ha tenido una amplia cobertura de prensa en Australia, algo que su abogado, Nick Kaufman, dice que podría ser un obstáculo.

“El tema de la publicidad negativa será sin duda un tema considerado por el abogado (defensor) australiano”, dijo a la AFP, y dijo que es un factor que pueden surgir en los tribunales.

En esta foto de archivo tomada el 27 de febrero de 2018, Malka Leifer, una ex maestra australiana acusada de decenas de casos de abuso sexual de niñas en una escuela, llega a una audiencia en el Tribunal de Distrito de Jerusalén. (AHMAD GHARABLI / AFP)
En esta foto de archivo tomada el 27 de febrero de 2018, Malka Leifer, una ex maestra australiana acusada de decenas de casos de abuso sexual de niñas en una escuela, llega a una audiencia en el Tribunal de Distrito de Jerusalén. (AHMAD GHARABLI / AFP)

“Estoy seguro de que los jueces son sumamente buenos y que se dejarán convencer por los argumentos que haga la defensa a su favor y le darán un juicio justo en ese sentido”, agregó.

“Si ella puede obtener un juicio justo o no es otro asunto completamente diferente”.

“Justicia un paso más cerca”

Después de que surgieron acusaciones en su contra en Australia en 2008, Leifer y su familia huyeron a Israel y se mudaron al asentamiento de Emmanuel en la Cisjordania.

En diciembre, la Corte Suprema de Israel rechazó la apelación final de sus abogados contra la extradición en una sentencia enérgica.

“Han pasado más de seis años desde que se presentó una solicitud en el tribunal de distrito de Jerusalén para declarar al apelante extraditado a Australia”, escribió.

Desde entonces, dijo, “no hay trámite que no haya tomado la recurrente” para evitar su extradición, incluso por motivos de enfermedad mental.

El ex embajador de Australia en Israel, Dave Sharma, ahora diputado federal, recibió con agrado la noticia de que iba a ser juzgada.

“Justicia un paso más cerca”, escribió en Twitter.

El diario israelí Haaretz citó al jefe de la Federación Sionista de Australia, Jeremy Leibler, criticando la demora.

“Que a Leifer se le permitiera escapar de la justicia durante tanto tiempo fue una farsa”, dijo.

“Si bien es un alivio que el sistema de justicia de Israel finalmente haya prevalecido, el tiempo y el proceso que resultaron en estas demoras son completamente inaceptables”.

Un intento de extradición anterior entre 2014 y 2016 fracasó después de que Leifer fuera admitida en instituciones mentales y las opiniones de expertos determinaran que no estaba en condiciones de ser juzgada.

Malka Leifer en una corte de distrito de Jerusalén en febrero de 2018 (REUTERS/Ronen Zvulun/archivo)
Malka Leifer en una corte de distrito de Jerusalén en febrero de 2018 (REUTERS/Ronen Zvulun/archivo)

Pero investigadores privados encubiertos luego filmaron a Leifer comprando y depositando un cheque en un banco, aparentemente llevando una vida normal.

Esto llevó a las autoridades israelíes a iniciar una investigación sobre si estaba fingiendo una enfermedad mental para evitar la extradición, lo que llevó a su arresto nuevamente en febrero de 2018.

En mayo pasado, la jueza del tribunal de distrito de Jerusalén, Chana Lomp, dictaminó que si bien Leifer tenía “problemas mentales”, “no eran problemas psicóticos de enfermedad mental como en su definición legal” y estaba en condiciones de ser juzgada.

La disputa legal causó algunas tensiones entre los aliados Israel y Australia, siendo la extradición de Leifer un tema central planteado al presidente israelí Reuven Rivlin durante una visita a Australia en febrero pasado.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: