El Instituto Pasteur de Francia y el laboratorio Merck de EEUU abandonaron dos proyectos de vacunas por baja eficacia en las pruebas

Las entidades anunciaron que los estudios clínicos de las iniciativas para inmunizar contra el COVID-19 no arrojaron resultados alentadores

(EFE)
(EFE)

El Instituto Pasteur de Francia y el laboratorio Merck de EEUU informaron este lunes la suspensión y el abandono de sus investigaciones de dos candidatas a vacuna que estaban desarrollando contra el coronavirus, una de ellas en conjunto, luego de que los ensayos sobre su eficacia arroje una baja efectividad.

El prestigioso instituto francés y el laboratorio estadounidense trabajaban en una fórmula desarrollada a partir de la vacuna del sarampión, cuyos ensayos en humanos habían comenzado en agosto. Pero “las respuestas inmunitarias son inferiores a las de personas curadas de forma natural y a las observadas en otras vacunas ya autorizadas, indicó Pasteur, que aclaró que todavía mantiene las investigaciones sobre otras dos candidatas, que se encuentran en la fase preclínica previa a su ensayo en humanos.

Por su parte, Merck indicó que también paraliza los estudios sobre una fórmula que desarrollaba por su cuenta, ya que si bien fueron bien toleradas por los pacientes del estudio, generaban una respuesta del sistema inmunitario inferior a la de otras vacunas. Además, aclaró que igualmente tiene previsto continuar con sus trabajos en dos tratamientos contra el COVID-19.

Campus de Merck, en Nueva Jersey (Reuters)
Campus de Merck, en Nueva Jersey (Reuters)

El gobierno de EEUU está pagando a Merck unos 356 millones de dólares para acelerar la producción de uno de sus posibles tratamientos contra la enfermedad en el marco de la Operación Warp Speed, dinero permitirá a la empresa de Nueva Jersey suministrar hasta 100.000 dosis antes del 30 de junio, si la FDA autoriza el uso de emergencia. El tratamiento, conocido como MK-7110, tiene el potencial de minimizar los efectos perjudiciales de una respuesta inmunitaria hiperactiva a COVID-19. Esta respuesta inmunitaria puede complicar los esfuerzos de los médicos y las enfermeras por salvar vidas.

MSD (nombre que utiliza el grupo Merck fuera de Estados Unidos y Canadá) compró el año pasado la empresa de biotecnología austriaca Themis, con la que Pasteur trabaja desde hace varios años en la elaboración de vacunas.

Los anuncios de Pasteur y Merck se producen un mes después de que la farmacéutica francesa Sanofi también señalara que su candidato a vacuna había obtenido peores resultados de lo previsto.

El Pasteur recordó que a lo largo de 2020 ha lanzado un centenar de programas destinados a la lucha contra la COVID-19, en los que han participado más de 450 científicos, un cuarto del total distribuidos en 69 unidades, la mitad de sus recursos. Agregó que “frente a la aparición de varias variantes virales, esta movilización colectiva será reforzada en 2021”.

Escultura que representa a Louis Pasteur se ve fuera de la sede del Instituto Pasteur en París (Reuters)
Escultura que representa a Louis Pasteur se ve fuera de la sede del Instituto Pasteur en París (Reuters)

Una de las fórmulas que todavía está investigando, administrada por vía nasal, se desarrolla junto al laboratorio TheraVectys, mientras que la segunda está basada en el ADN.

(Con información de AFP, AP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: