Rusia confirmó 580 nuevas muertes por coronavirus y superó las 68.000 en total

Las autoridades sanitarias reportaron además 21.513 infecciones este viernes, por lo que ya contrajeron el COVID-19 más de 3,6 millones de personas desde el comienzo de la pandemia

Un especialista médico trabaja en el Palacio de Hielo de Krylatskoye, convertido en un hospital temporal para personas afectadas por COVID-19 en Moscú, el 20 de enero de 2021 (REUTERS/Maxim Shemetov)
Un especialista médico trabaja en el Palacio de Hielo de Krylatskoye, convertido en un hospital temporal para personas afectadas por COVID-19 en Moscú, el 20 de enero de 2021 (REUTERS/Maxim Shemetov)

Rusia confirmó este viernes cerca 600 muertos por coronavirus durante las últimas 24 horas, con lo que el país superó el umbral de los 68.000 fallecidos, tal y como ha recogido el centro operativo para la lucha contra la pandemia. El organismo ha detallado que durante el último día de la semana se han detectado 21.513 casos y 580 decesos, lo que sitúa los totales en 3.677.352 y 68.412, respectivamente, al tiempo que destacó que San Petersburgo y Moscú continúan siendo las ciudades más afectadas.

Asimismo, el centro informó que otras 27.318 personas se han recuperado del COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. La cifra de altas asciende a 3.0813.536, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

El alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, firmó el jueves una orden para rebajar parte de las restricciones impuestas en la ciudad, tras apuntar a un “optimismo cauto” sobre los datos epidemiológicos durante las últimas semanas.

Pacientes atendidos en el improvisado centro de salud moscovita (REUTERS/Maxim Shemetov)
Pacientes atendidos en el improvisado centro de salud moscovita (REUTERS/Maxim Shemetov)

Las autoridades iniciaron el lunes una nueva fase de la campaña de vacunación en la que ya se podrá inmunizar a la población en general, tras considerar que ya está vacunada la población de riesgo, para lo cual se aumentará el número de puntos de vacunación.

Las estadísticas de mortalidad informadas por el gobierno han sido fuente de controversia desde el comienzo de la pandemia, por la poca transparencia que lo caracteriza. Según datos informados en diciembre por la agencia estadística rusa Rosstat, el país ha registrado un 20,5% más de muertes desde que la pandemia comenzó. La cifra total es de 241.193 decesos más en abril-noviembre de 2020 que durante el mismo período del año anterior.

Los datos de Rosstat, contados por la agencia Reuters, mostraron que menos de la mitad del número total de esas muertes excesivas puede atribuirse directamente al coronavirus. De todos modos, ese número ya era significativamente mayor que el dato preliminar de muertes por el COVID-19 en ese momento, que era 55.265.

Un médico coloca un oxímetro de pulso en el dedo de un paciente (REUTERS/Maxim Shemetov)
Un médico coloca un oxímetro de pulso en el dedo de un paciente (REUTERS/Maxim Shemetov)

Aunque el número de muertes fluctúa de un año a otro, el recuento de lo que se denomina exceso de muertes puede ilustrar el impacto de la pandemia al incluir casos en los que el nuevo coronavirus no fue una causa de muerte confirmada, así como muertes por otras causas que podrían estar relacionadas con el hecho de que los sistemas médicos nacionales están sobrecargados.

La agencia AFP, por su parte, informó que el balance de fallecidos puede llegar a 186.000, lo que representaría más del triple del número oficial de decesos por COVID-19, si se toman las muertes directamente atribuibles al coronavirus y también a aquellas relacionadas en parte a la pandemia. Las autoridades no brindaron explicaciones respecto a la gran diferencia en los números. Sin embargo, las cifras oficiales de Rusia generalmente provienen de las autoridades sanitarias, basadas en los casos en los que se encontró después de una autopsia que el coronavirus fue la causa del deceso.

Las estadísticas oficiales del gobierno ruso han sido criticadas desde el comienzo de la pandemia. Según consignó semanas atrás The Moscow Times, médicos, estadistas y demógrafos sugieren que las autoridades “está tratando de restar importancia al impacto de la pandemia”. A pesar de las críticas, durante meses el presidente Vladimir Putin se ha jactado de la baja tasa de mortalidad del virus en Rusia, diciendo a principios de este mes que había hecho un “mejor” trabajo en el manejo de la pandemia que los países occidentales.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: