Ghislaine Maxwell pide que la liberen porque está perdiendo peso y pelo en la cárcel

Los abogados de la ex pareja y supuesta cómplice del depredador sexual Jeffrey Epstein aseguran que ha pasado más de 20 horas sin comer y sufre estrés. El juicio está previsto para el mes de julio de 2021

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell en un evento en Nueva York, 16 de mayo de 1995.
Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell en un evento en Nueva York, 16 de mayo de 1995.

Los abogados de Ghislaine Maxwell afirmaron que la ex novia del fallecido financista estadounidense Jeffrey Epstein está perdiendo el cabello y ha bajado más de siete kilos debido a las malas condiciones que tiene en la prisión federal de Brooklyn, Nueva York, donde se encuentra en confinamiento.

Maxwell, de 58 años, fue arrestada en julio y se le negó la libertad bajo fianza cuando compareció ante un juez en Nueva York para declararse inocente de los cargos que alegan que reclutó a menores para Jeffrey Epstein, quien se suicidó en la cárcel en Manhattan el año pasado mientras esperaba un juicio por tráfico sexual.

La socialité británica se prepara para un juicio el próximo julio. La defensa de Maxwell alega que a las autoridades carcelarias se les ordenó tomar medidas especiales para monitorearla.

La abogada de Maxwell, Bobbi Sternheim, hizo estas declaraciones en nombre de su clienta después de que los abogados del director del Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn defendieran las condiciones de las instalaciones en una carta que se presentó públicamente el lunes. “La Sra. Maxwell goza de buena salud”, escribieron en la misiva mientras defendían su trato con ella y que siguen las reglar para garantizar la seguridad de todos los presos.

La exposición se presentó el mismo día en que los abogados de Maxwell solicitaban nuevamente que su clienta sea liberada bajo fianza.

Ghislaine Maxwell fue detenida por su papel en la explotación sexual y el abuso de menores para Jeffrey Epstein en la ciudad de Nueva York en julio de 2020 (Reuters)
Ghislaine Maxwell fue detenida por su papel en la explotación sexual y el abuso de menores para Jeffrey Epstein en la ciudad de Nueva York en julio de 2020 (Reuters)

En su carta, Sternheim escribió que Maxwell estaba siendo tratado con dureza en parte porque la Oficina de Prisiones (BOP) quiere reparar su reputación después de no evitar el suicidio de Epstein en agosto de 2019 en un calabozo federal de Manhattan mientras esperaba el juicio el cargos por tráfico sexual.

Citó comentarios recientes que el fiscal general William Barr hizo a ABC News cuando dijo que estaba vigilando de cerca para asegurarse de que Maxwell llegara a juicio después de la muerte de Epstein.

“Es obvio que la Sra. Maxwell está soportando la peor parte de la incompetencia de la BDP”, escribió la Sra. Sternheim.

La jueza federal Alison J Nathan dijo que decidirá a finales de este mes si permite una audiencia.

“El Departamento de Justicia está tratando de reparar la reputación empañada de la BOP colocando a la Sra. Maxwell en condiciones extraordinariamente duras”.

También sostuvo que su clienta no ha sido debidamente protegida de un brote de coronavirus, ha sido sometida a repetidos registros innecesario por guardias con linternas durante la noche para comprobar que no atentó con su propia vida, le han borrado sus correos electrónicos legales y no ha recibido la dieta vegetariana que ella solicitó.

“Las condiciones bajo las cuales está detenida son punitivas, injustificadas, afectan negativamente su capacidad para preparar su defensa e interfieren con la capacidad para brindar la representación legal que ella y cualquier otro detenido merecen”, dijo Sternheim.

También afirmó que Maxwell ha pasado más de 20 horas sin comer, que la mantienen en total aislamiento y que le han negado el acceso a programas educativos y de esparcimiento.

SEGUIR LEYENDO: