Santa Claus será “trabajador esencial”: el anuncio formal del canciller de Irlanda ante el Parlamento que se volvió viral

El ministro de Relaciones Exteriores Simon Coveney buscó llevar un mensaje de tranquilidad a los niños durante su comparecencia ante el Congreso

El mensaje del canciller de Irlanda Simon Coveney

Será una Navidad inédita, con buen aparte del mundo atravesado por la pandemia, muchas ciudades en cuarentena, medidas restrictivas de distanciamiento social y dificultades para viajar.

Es normal que los niños hayan comenzado a preocuparse por qué pasará con Santa Claus. ¿Recibirá las cartas como siempre? ¿Podrá hacer su recorrido habitual de la nochebuena repartiendo regalos en cada casa?

Para tranquilizar esas inquietudes, el canciller irlandés, Simon Coveney, anunció durante su comparencencia formal ante el Congreso que el gobierno había determinado que Santa Claus fue calificado como “trabajador esencial” y que no tendrá restricciones para sus movimientos.

“Puedo decir que, como Ministro de Asuntos Exteriores, hemos estado trabajando en el tema de Santa Claus desde hace varias semanas, y es importante anunciar a todos los niños del país que consideramos los viajes de Santa Claus como viajes esenciales para fines esenciales”, dijo el jueves pasado Coveney ante los legisladores irlandeses. “Por lo tanto, está exento de la necesidad de autocuarentena durante 14 días y podrá entrar y salir del espacio aéreo irlandés y, de hecho, entrar y salir de los hogares irlandeses sin tener que restringir sus movimientos”.

En tono serio y sereno, Coveney continuó advirtiendo que, de cualquir manera, “los niños no deben permanecer levantados a la noche porque Santa Claus sí necesita mantener la distancia social, por lo que se deberán mantener al menos dos metros de distancia en cualquier circunstancia por su seguridad y la de los niños”.

Las compras naviedeñas se vieron restringidas en Galway y otras ciudades irlandesas durante las últimas semanas en las que el gobierno volvió a imponer una dura cuarentan para tratar de contener la segunda ola del COVID-19 (Reuters)
Las compras naviedeñas se vieron restringidas en Galway y otras ciudades irlandesas durante las últimas semanas en las que el gobierno volvió a imponer una dura cuarentan para tratar de contener la segunda ola del COVID-19 (Reuters)

El canciller culminó su mensaje subrayando que “así que él está exempto, ha confirmado que está viniendo y aprecia el hecho de que Irlanda haya asegurado que en esta Navidad tan diferente de 2020, la visita de Santa Claus no se verá afectada”.

Flexibilizan la cuarentena

Mientras tanto, las autoridades de Irlanda anunciado el viernes último una flexibilización de las medidas contra el coronavirus en el país de cara a las festividades navideñas, por lo que las tiendas y algunos establecimientos de hostelería comenzaron a abrir a partir de esta semana.

El primer ministro irlandés, Michael Martin, ha explicado en una rueda de prensa nacional televisada que la relajación de las medidas permitirá disfrutar a los ciudadanos del país de “un respiro”, después de hacer “sacrificios” durante la cuarentena y las restricciones impuestas desde el pasado 21 de octubre.

Hasta ahora, todas las tiendas y los lugares de ocio no esenciales estaban cerrados, mientras que los ciudadanos tenían prohibido viajar más allá de cinco kilómetros de su casa. Además, se había solicitado a nivel nacional implantar el teletrabajo, siempre que fuera posible.

Desde este martes, algunos servicios reabrieron sus puertas, como peluquerías y gimnasios, mientras que bares y restaurantes podrán hacerlo a partir del próximo viernes. Aquellos bares que no tengan servicio de cocina deberán permanecer cerrados. También tendrán permitido abrir los espacios de ocio como museos, bibliotecas y galerías.

Los lugares de culto reiniciarán sus actividades también a partir del primero de diciembre, con algunas medidas restrictivas, y su reapertura será revisada en enero para evaluar si pueden permanecer activos.

Por otro lado, desde el 18 de diciembre hasta el 6 de enero, coincidiendo con las festividades navideñas, los irlandeses podrán viajar por todo el país, y miembros de hasta dos casas diferentes tendrán permitido reunirse.

El Gobierno también ha aprobado un plan para permitir que tengan lugar algunos eventos o atracciones específicas de la época, como experiencias al aire libre de Navidad o de Papá Noel.

El primer ministro ha hecho un llamamiento a los ciudadanos a continuar usando mascarilla en espacios abiertos y en la calle, así como en los lugares de trabajo y de culto de cara a las Navidades.

Más de 2.000 personas han muerto a causa del coronavirus en el país desde el estallido de la pandemia, que acumula 71.699 casos de COVID-19.

Con información de Europapress

SEGUIR LEYENDO:

Por qué el Reino Unido aprobó la vacuna de Pfizer contra el coronavirus en tiempo récord: antes que EEUU y el resto de Europa

Segunda ola de coronavirus en Europa: Alemania y Rusia registraron nuevos récords diarios de muertes